Guerra en Ucrania

Las sanciones a Rusia se vuelven contra empresas españolas

Las sanciones a Rusia se vuelven contra empresas españolas
6
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

Especialista en banca, finanzas, política monetaria y mercados de capitales

Escribe desde Madrid

ver +
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

"España es, posiblemente, el país menos expuesto, desde el punto de vista comercial y energético" a los efectos económicos derivados de la guerra de Rusia contra Ucrania, sostiene la vicepresidenta económica, Nadia Calviño. Las exportaciones a Rusia apenas representan 2.200 millones, el 0,7% del volumen total de las ventas de España al exterior, y las importaciones solo suponen el 1,8%. La dependencia energética también es muy baja: apenas el 4,6% del petróleo que compra España procede de Rusia y solo el 8% del gas.

Efectos macroeconómicos

Sin embargo las sanciones dictadas por la UE y EEUU contra Rusia se volverán como un bumerang sobre la economía europea. También, sobre la economía española. El impacto mayor ya está llegando en forma de un encarecimiento de la energía y de materias primas que alimentará la inflación, limitará las rentas de familias y empresas y restará crecimiento económico. Aunque aún no existen estimaciones oficiales sobre el impacto de la crisis sobre la economía española, algunas estimaciones preliminares apuntan a que el efecto en la economía española podría ser de -0,4 puntos de crecimiento en 2022 si el conflicto tiene una duración limitada y de otros -0,6 puntos adicionales en dos años si se alarga en el tiempo (-1 punto en total). La inflación podría elevarse hasta una media anual en torno al 4% o por encima, en lugar de en el 3,5% previsto hasta ahora por el consenso de analistas.

Maneras de sortear el cerrojazo de Swift

Y aunque el comercio exterior con Rusia es muy limitado hay miles de empresas que sufrirán la consecuencias del bloqueo financiero dictado por EEUU y la UE. Las alrededor de 5.000 empresas que exportan a Rusia, por un total de unos 2.200 millones al año, están pendientes de la decisión de la la UE de excluir a un número amplio de bancos rusos de la plataforma de pagos internacionales Swift. Fuera de esta plataforma será más difícil, caro y tardío el cobro mediante transferencia de los pedidos enviados a Rusia por los exportadores españoles. A esto se añade la prohibición rusa de sacar divisas (dólares o euros) fuera del país y la fuerte depreciación del rublo. Todo ello elimina casi de facto el comercio exterior con aquel país y deja en el limbo a unas 5.000 empresas exportadores, a otras tanta importadoras y a las 149 firmas españolas con filiales en el país gobernado por Putin.

No obstante, a pesar de que la exclusión de bancos rusos de la plataforma Swift supone un duro mazazo para el comercio exterior, fuentes financieras subrayan que existen vías para que las grandes empresas con intereses en Rusia (como Inditex) pudieran sortear la sanción, como la conocida como 'triangulación' (un banco ruso sancionado transfiere el pago a uno extranjero con filial en el país no vetado y este a su vez hace la transferencia internacional a un banco español). A las que podría generar más problema la situación, añaden, es a las compañías medianas afectadas, como las del sector del vino y el hortofrutícola

Ayudas compensatorias

"Tenemos un comercio con Rusia minúsculo. Pero hay empresas para las que es un mercado muy importante. Hay empresas que se están jugando el ser o el no ser", advierte Joan Tristany, director general de la comunidad de empresas industriales internacionales AMEC. "Dado que no son demasiadas [las empresas afectadas], se debería buscar algún tipo de compensacion o ayuda para que esta crisis bélica no sea un elemento determinante para su continuidad", añade.

De momento, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya ha puesto el nuevo sistema de ertes a disposición de las empresas. En lo que se refiere al ámbito del empleo, en previsión de que se produzcan situaciones temporales de desabastecimiento, aumento de costes o reducciones de la demanda en sectores concretos, el Gobierno va acelerar la aprobación y puesta en marcha del mecanismo RED de flexibilidad y estabilización del empleo", afirmó Sánchez este miércoles en el Congreso de los Diputados. El mecanismo RED, incluido en la reforma laboral recientemente aprobada, permite a las empresas sometidas a crisis temporales o estructurales, adoptar medidas de reducción de jornada y suspensión temporal de contratos de trabajo, vinculados siempre a programas de recualificación y transición profesional.

Efectos de segunda ronda

"El impacto directo [sobre las empresas españolas] existirá, pero es limitado", apunta Raúl Mínguez, director del servicio de estudios de la Cámara de Comercio de España. El perjuicio se proyectará sobre los sectores de automoción, textil, alimentación, cerámica, calzado y alimentación, que son los principales sectores exportadores a Rusia. También sobre el turismo. Mínguez advierte de que, en todo caso, "el impacto mayor llegará a través de efectos de segunda ronda", cuando se empiecen a resentir las exportaciones españolas a países como Alemania u Holanda, cuyas economías sufrirán un frenazo mayor por el cortocircuito de sus amplias relaciones con Rusia.

Cierre aéreo y de puertos

El impacto sobre las economía española no solo llegará por las restricciones directas sobre el sistema internacional de cobros y pagos. "No estamos dando toda la importancia que se merece a los problemas de conectividad, por el cierre de los espacios aéreos", advierte la presidenta de CEOE Internacional, Marta Blanco. También por el cierre de los puertos a los barcos rusos. Los problemas de conectividad dañarán tanto al comercio de mercancías como al turismo. En un comunicado conjunto con Business Europe, la patronal CEOE ha manifestado su comprensión de la necesidad de adoptar sanciones económicas con Rusia, pero ha pedido "no olvidar que son las empresas las que sufrirán el impacto de estas sanciones económicas", por lo que demanda "claridad y transparencia" en la adopción de medidas.

Sector financiero

Noticias relacionadas

La exposición directa de los bancos españoles a Rusia, por otra parte, es muy limitada. Las entidades solo tenían concedidos créditos por valor de 812 millones de dólares (unos 733 millones de euros) a residentes en dicho país al cierre de septiembre, según los últimos datos oficiales del Banco de Pagos Internacionales (el banco central de los bancos centrales, con sede en la localidad suiza de Basilea). La mayor parte de los créditos corresponden a hipotecas concedidas a residentes en Rusia para la compra de viviendas en España. La cifra apenas supone un 0,66% de los 121.469 millones de dólares (109.685 millones de euros) que el sector financiero internacional tenía prestados a ciudadanos rusos en aquel momento. 

Fuentes financieras también apuntan que los cobros y pagos con origen o destino en Rusia que intermedian los bancos españoles apenas suponen en torno al 0,02% del total que realizan, con lo que por esa vía secundaria tampoco sufrirán un impacto relevante. 

La mayoría de las empresas exportan una cantidad inferior a 5.000 euros al año

Un total de 4.981 empresas españolas figuran en el censo de exportadores a Rusia correspondiente a 2021. De este total, solo 1825 son exportadores regulares. El resto lo hace de forma esporádica. Además, según los datos del ICEX solo hay 7 empresas que exportan por un valor superior a 50 millones al año, mientras que la inmensa mayoría (2.813 empresas) facturan por debajo de los 5.000 euros al año.

Rusia apenas absorbe el 0,7% de la exportación total española y ocupa el undécimo puesto en la lista de países de destino. Solo 7 empresas exportan por un valor superior a 50 millones al año. El sector textil figura en cabeza de un mercado en el que están presentes las principales firmas de moda españolas, con Inditex en cabeza. Le sigue el sector de automoción (componentes, sobre todo) y el de pavimientos y revestimientos cerámicos. La perfumería, el calzado y el aceite de oliva también están entre los principales sectores españoles de exportación a Rusia.

Barcelona es la provincia con mayor número de empresas exportadoras a Rusia (1.725, con una media de 307.700 euros al año cada una de ellas), seguida de Valencia (575 empresas), Álava (566), Alicante (318) y Castellón (289 empresas, con una exportación media anual de 483.900 euros a Rusia).

* Fe de errores

En una primera versión de esta noticia aparecía Ebro Foods como compañía con intereses comerciales en Rusia, pero la empresa ha aclarado que no tiene en el país ninguna filial ni es fuente de aprovisionamiento.