22 feb 2020

Ir a contenido

PROTESTA EDUCATIVA

La Escuela Montigalà de Badalona se salva (por ahora)

Educació promete a las familias que el centro seguirá funcionando el curso que viene

El Govern abrirá una mesa de negociación para abordar el edificio definitivo tras 11 años en barracones

Carlos Márquez Daniel

Roc, alumno de la escuela Montigalà, durante la protesta de este miércoles frente a Educació. 

Roc, alumno de la escuela Montigalà, durante la protesta de este miércoles frente a Educació.  / CARLOS MÁRQUEZ DANIEL

Los niños son expertos en jugar. En casa, en el parque, en el patio. O delante del Departament d’Educació durante una manifestación. Ya sea corriendo o bajando de culo o de cara por una larga barandilla metálica. Así ha sucedido este miércoles, y los protagonistas han sido los alumnos de la Escuela Montigalà de Badalona, un centro público que lleva 11 cursos esperando paredes de verdad que substituyan el metal de los barracones. Son el paradigma de los recortes de finales de la pasada década. Y aunque se han movilizado antes, ahora lo hacen con algo más de intensidad porque corrió el rumor de que la Administración pretendía cerrarles el colegio. El equipo de Josep Bargalló les ha recibido. Y parece que la cosa es menos grave de lo que parecía. De momento.

Batucada en defensa de la Montigalà ante Educació, este miércoles / CARLOS MÁRQUEZ

La escuela ha abierto sus puertas pero han sido muy pocos los que hoy han ido a clase. "Solo han ido los niños cuyos padres no podían venir a la manifestación. La inmensa mayoría hemos hecho huelga". La escuela tiene 228 estudiantes de Infantil y Primaria y a la Via Augusta se han trasladado algo menos de un centenar, que parecían miles gracias a la ensordecedora batucada que ha amargado la mañana a los funcionarios que trabajan en las plantas bajas de la 'conselleria'. Padres y también muchos abuelos han apoyado la causa con pitos y sirenas. Y pancartas que no dejan lugar a la duda: "Ahora toca Escola Montigalà" y "queremos un calendario de construcción".

11 años esperando 

A las plantas superiores han subido un par de representantes de las familias, Pedro y Marisa. Les ha recibido durante un buen rato el director general de centros públicos, Josep González Cambray. El objetivo era resolver un par de cuestiones. Si es cierto el rumor de que Educació quiere cerrar el centro y diseminar a los niños por otros centros de Badalona, y en caso contrario, cuándo está previsto construir el edificio que les prometieron en el 2008, año en el que, para hacerse una idea del paso del tiempo, se estrenó la primera entrega de 'Iron man' y Colplay triunfaba con el disco 'Viva la vida' que tanto inspiró a Pep Guardiola. Al parecer, les han prometido que el año que viene se volverá a abrir una línea de P3, lo que garantiza la continuidad de la escuela, por lo menos durante el curso 2021-22, y les han prometido que se creará una mesa de diálogo entre el Govern, el Ayuntamiento de Badalona y las familias para hablar del nuevo centro y de cómo se planifican las nuevas plazas públicas que vayan surgiendo en la localidad. También ha quedado fuera de la mesa la posibilidad, por el momento, de fusionar la Montigalà con la escuela Folch i Torres, situada a unos 500 metros de distancia. 

Una de las pancartas de la reivindicación / CARLOS MÁRQUEZ

Se han ido sin la garantía de que vayan a tener escuela definitiva. Pero no hay mal que por bien no venga, y por lo menos ha quedado desactivado el posible cierre. Seguirán en barracones de manera indefinida. A la espera de que puedan entrar en los planes del Govern de ir retirando estas latas del sistema educativo. Todavía quedan 1.013 barracones en los que están estudian cerca de 20.000 alumnos. Existen 422 escuelas con barracones, 93 de las cuales están íntegramente instaladas en estos equipamientos provisionales. La idea es eliminar 700 en un plazo de siete años. Entre ellos, los de la Montigalà.