Ir a contenido
Razones por las que me gusta venir al Sonar

FERRAN SENDRA

EL FESTIVAL DE MÚSICAS AVANZADAS

Razones por las que me gusta venir al Sonar

Hablamos con 14 visitantes del festival, que nos cuentan por qué no se han querido perder esta cita ineludible de la música electrónica y de todas sus frondosas variantes

Natàlia Queralt / Carlos Montañés (fotos)

Están los que vienen al Sónar por primera vez y los que hace una década que se reservan unos días al año para asistir al festival; los que se visten como si salieran del trabajo y los que llevan semanas pensando en el 'outfit' ideal; los que vienen por cuestiones de negocios y los que solo piensan en disfrutar de esta cita que reúne lo mejor de la vanguardia musical electrónica, la creatividad y la tecnología. Después de 25 años, los visitantes del Sónar son una fauna de lo más diversa con un denominador común: festivaleros apasionados de la música electrónica y de todas sus frondosas variantes.

Gabriel Fernández. 47 años. Almería. Abogado

“He estado en casi todos los festivales de España. Empecé en 1995 en el Festival Internacional de Benicasim en el Velódromo, he estado varias veces en el Primavera Sound y me faltaba el Sónar: el referente de la música electrónica. Hace 25 años que decimos con los amigos que tenemos que venir y este es nuestro año. Venimos a disfrutar al máximo”.


Amber Weauer. 22 años. Londres, Inglaterra. Trabaja en comunicación

“Este es mi primer año en el Sónar. Hemos venido tres amigas que nos conocemos desde el parvulario y que el año pasado estuvimos en un festival en Croacia. Estaremos diez días en Barcelona y vendremos los tres días y las tres noches al Sónar. No nos pensamos perder ni un concierto.


Gianluca Morry. 34 años. Italia. Director en una empresa de organización de eventos

“Sólo se vive un vez y yo, al Sónar, he venido a divertirme. Este es el segundo año que vengo, especialmente para Elrow- Off Sonar. También soy un poco friki de las nuevas tecnologías y los gadgets… así que este es mi lugar.”


Heain Joo. 27 años. Corea del Sur. Profesora de golf

“Me gusta la música techno y el ambiente de este festival, que mezcla gente joven, artistas de primer nivel con conferencias sobre innovación y tecnología. Me va mucho el rollo festivalero y, bueno, he decidido venir en trikini porque hace calor y, realmente, creo que me sienta bien”.


Eduardo Rispoli. 35 años. Brasil. Abogado

“Tengo amigos que hace diez años que vienen al Sónar y es algo que yo tenía pendiente desde hace mucho por los artistas y por el buen rollo que se respsira. Además de los conciertos, me interesan los workshops y las conferencias del Sónar+ D. Me mola que sea un punto de encuentro en cuestiones de innovación y creatividad”.


Rocco Barresi. 30 años. Italia. Vive en Barcelona. Trabaja en ventas online

“Yo no puedo con los festivales hipsters, a mi me encanta el Sónar porque es la vanguardia de la música electrónica. Vengo los nuevos conceptos que desarrollan los artistas y, aunque prefiero el techo oscuro tipo berlinés, esta es la tercera vez que vengo y pienso repetir. Además, este año no podía perderme ni Gorillaz ni Thom Yorke.


María Claudia Calderón. 40 años. Colombia. Vive en Madrid. Diseñadora. Y Martín, 2 años.

“Nosotros somos una familia festivalera. Somos fans de la música electrónica: este es mi tercer Sónar y el primero para mi hijo, Martín. El Sónar es imprescindible para estar conectado con la música de vanguardia. Este año sobretodo venimos a ver LCD Soundsystem y Putochinomaricón.


Gerard Erruz. Barcelona. 25 años. Investigador del Centre Tecnològic de Catalunya y compositor de música clásica.

“He venido al Sónar+D a presentar el proyecto en el que estamos trabajando. Se trata de pluggins de audio 3D que permiten mezclar sonidos alrededor del oyente. Hacemos conferencias y workshops para dar a conocer el producto y, la verdad, es que es un gran escaparate”.


Camila Gritos. 23 años. Argentina. Vive en Barcelona. Auxiliar en un centro de día.

“Soy fan de este festival y esta es la sexta vez que vengo. Este año he venido a disfrutar de LCD Soundsystem, Gorillaz, Rosalía y DESPACIO, que los descubrí en el Sónar del 2014 y me fliparon. Me interesan mucho las innovaciones en el campo del audiovisual, así que voy a pasarme por el Sónar +D seguro.


Manuel García. 43 años. Madrid. Vive en Barcelona. Trabaja en una aseguradora y es propietario de un sello discográfico.

“¡Yo soy un veterano, este es mi décimo Sónar! Hace 25 años que pincho como DJ en Madrid y, desde que tengo un sello discográfico, vengo a hacer un poco de business. Este es el festival de referencia de la música electrónica. Además, el Sónar+D es una gran oportunidad para estar al día de las novedades.


Claudia Alfonso. 25 años. Italia. Estudiante de moda.

“La primera vez que vine fue en 2011 y tenía claro que quería repetir. Estoy muy metida en el mundo de la música electrónica y hago mis propias mezclas, así que he venido para estar a la última de las novedades. Y a disfrutar con Dj Motor City Drum Ensemble & Jeremy Undergound y Sonar Off.


David Martí. 32 años. Barcelona. Tatuador

“¡Esta es mi quinta vez, son fan del Sónar! Este año no conozco tanto a los grupos, así que vengo con la mentalidad abierta para descubrir nuevas propuestas. Me he traído una mochilita para ir cambiándome de ropa porque no pienso perderme ningún concierto ni de día ni de noche”


Giulia Silvestri. 24 años. Italia. Estudiante de técnico de sonido

“Acabo de empezar unas prácticas sobre audio 3D en Barcelona y no podía perderme esta cita del mundo de la innovación. Es mi primera vez y, aunque vengo a hacer un poco de networking, aprovecharé para ir a los conciertos tanto de día como de noche. Especialmente, al del Lorenzo Senni ”


Sara Estellar. 48 años. Valencia. Vive en Barcelona. Gestora cultural

“En el Sónar busco cosas que me sorprendan a nivel artístico y musical. Este es un festival para los cinco sentidos, donde tienes que venir con la mentalidad abierta. Es la cuarta vez que vengo y, en esta edición, mis favoritos son Niño de Elche & Israel Galván” 

Temas: Sónar

0 Comentarios
cargando