Ir a contenido

DESPLIEGUE EN LAS ZONAS TURÍSTICAS

"¿Dónde se han puesto hoy los manteros?"

Los comerciantes temen que el dispositivo contra la venta ilegal sea "maquillaje político" y no una medida permanente

Lourdes Barragán

El paseo de Joan de Borbó, sin vendedores ambulantes, este lunes por la mañana.

El paseo de Joan de Borbó, sin vendedores ambulantes, este lunes por la mañana. / FERRAN NADEU

“Perdona, ¿sabe dónde se han puesto hoy los manteros?”, han preguntado este lunes por la tarde a Silvia, que tiene un comercio desde hace unos 20 años en el paseo de Colom , en la zona de la Barceloneta. “No están aquí, porque son vendedores ilegales, que lo sepas”, responde ella. Silvia también forma parte de la Associació d'Artesans del Palau del Mar, que engloba a comerciantes que trabajan junto al Moll del Dipòsit y que han denunciado en numerosas ocasiones el conflicto entre manteros y comerciantes.

Desde las 9.30 hay desplegado un dispositivo policial para impedir que la venta ambulante ilegal se instale en la vía pública, patrullando puntos clave para esta actividad como la Rambla, el paseo de Joan Borbó y en el propio paseo de Colom. Algunas personas que entraban a trabajar a esa misma hora en locales de Colom también se percataron de que los manteros se alejaban o simplemente no aparecían al reparar en la presencia de agentes

Del puerto al metro

Son las 15.30 de la tarde y no hay ni rastro de venta ambulante por la zona portuaria, aunque sí en el metro. En la parada de Barceloneta, en la línea 4, pueden contarse más de 30 manteros, reconocibles porque cargan sus artículos a la espalda envueltos en mantas. 

“Otras veces sabíamos que iba a venir la policía, pero nadie nos dijo nada hoy”, cuenta uno de ellos, que prefiere no dar su nombre. Sí explica que llegó hace año y medio desde Senegal por falta de oportunidades y que, desde entonces, su problema siempre ha sido el mismo: los papeles. “Que nos den papeles para poder trabajar de otra cosa y seguro que así disminuye nuestra venta”, critica.

Dudas iniciales

Fuera de la estación de Barceloneta y también vigilando los alrededores de la zona portuaria siguen algunos miembros de Mossos d'Escuadra y de la Guardia Urbana, que junto a la Policía Portuaria patrullarán desde la mañana y hasta las diez de la noche de forma permanente.

Aunque para Guillermo Izuel, presidente del mercado de Colom, de esa "permanencia" no hay garantías. A él y a sus compañeros cercanos no les han avisado de que iba a ponerse en marcha este dispositivo.

"Desde que entró Albert Batlle [actual teniente de alcalde de Prevención y Seguridad], no hemos tenido apenas comunicación con ellos", explica, refiriéndose al área de Seguridad. "Estamos contentos, pero ya hubo un despliegue similar en abril y solo duró hasta poco después de las elecciones". Su principal temor, asegura, es que esto sea de nuevo mero "maquillaje político".