¿Sal en la lavadora? El remedio casero que te sorprenderá | Vídeo

Quien lo prueba ya no puede dejar de utilizarlo

Echar sal gorda en la lavadora: tu salud lo agradecerá

VÍDEO: PI STUDIO

Olaya López Munuera

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Hacer la colada es más complicado de lo que parece: por un lado, está el mantenimiento de electrodoméstico para alargar su vida útil lo máximo posible; por otro, los productos y técnicas para que la ropa salga tan limpia como el primer día y en perfecto estado. Durante las últimas semanas, hemos visto como se extendía el uso de un insólito truco para que las prendas salgan perfectas: añadir una cucharada de sal al poner la lavadora.

Limpiar la ropa es una tarea más del hogar, pero es especialmente importante si tenemos en cuenta que en función de cómo de acondicionadas llevemos nuestras prendas, transmitiremos una cosa u otra al resto de ciudadanos: por ejemplo, si salimos a la calle con un traje limpio, planchado e impoluto que nos sienta como un guante seguramente mandaremos un mensaje bien distinto que si está sucio, deshilachado o con un tamaño inadecuado a nuestra figura.

La limpieza de las prendas se puede realizar de distintas formas: desde el lavado a mano más tradicional hasta contar con una lavandería. Para decidir qué opción es la mejor, tenemos que tener en cuenta varios factores como el tipo de prenda que vamos al limpiar, qué tan sucia está o cuándo necesitamos tenerla lista.

Los cuatro métodos principales son la limpieza a mano, a máquina, en seco y en húmedo: cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, pero el más extendido por su practicidad es el sistema de la lavadora. A menos que la prenda que vamos a lavar esté hecha de un tejido especial y el fabricante no recomiende utilizar este electrodoméstico, es la forma más cómoda de tener nuestra ropa siempre a punto.

El truco de la sal en la lavadora

Gracias a TikTok, se ha puesto de moda un truco para lavar la ropa que parece muy excéntrico hasta que se prueba. El método en cuestión consiste ni más ni menos que en introducir una cucharada de sal en el tambor de la lavadora.

El truco de la cucharada de sal en el tambor de la lavadora tiene una utilidad que muy pocos conocen y es que gracias a esto vamos a conseguir potenciar muchísimo el color de la ropa negra.

Tras varios lavados, las prendas oscuras pierden el brillo de su color y con el paso del tiempo pueden quedar casi blanquecinas. Si queremos evitar este efecto, tan solo tenemos que añadir una cucharada de ropa a nuestra rutina habitual de lavado.