Lucha contra el covid-19

Catalunya asegura que no pone más vacunas porque no tiene

  • La 'consellera' Vergés interpela al Gobierno español a agilizar el proceso tras la demora de la farmacéutica Pfizer

  • El ministro Illa dice que el "cuello de botella" en la vacunación está en las dosis que llegan y no en el sistema sanitario

Vacunación de personal sanitario en el CAP Manso de Barcelona.

Vacunación de personal sanitario en el CAP Manso de Barcelona. / Marta Perez / Efe

Se lee en minutos

La 'consellera' de Salut, Alba Vergés, ha explicado este lunes que Catalunya ya ha administrado casi 145.000 dosis de vacunas contra el covid-19 desde el 27 de diciembre, día en que comenzó la vacunación. "Y no ponemos más vacunas porque no tenemos", ha criticado Vergés, quien ha interpelado al Gobierno central a agilizar el proceso tras el anuncio de la farmacéutica Pfizer de retrasar una semana la entrega de nuevas dosis, en todos los países europeos, por un problema de producción. "El Estado español es el que ha de mover todos estos hilos", ha puntualizado.

Por su parte, el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que el actual "cuello de botella" que se está produciendo en España en la vacunación frente al coronavirus está en las dosis que se están recibiendo de la vacuna, pero "no" de la capacidad del sistema sanitario para administrarlas.

Illa dice que el cuello de botella de la campaña d vacunación está en el número de dosis que llegan a España. / ACN / LA SEXTA

"El ritmo de vacunación está siendo óptimo. El cuello de botella no está en la capacidad del sistema para vacunar, sino en las dosis que recibimos de las vacunas", ha defendido el ministro en una entrevista en 'La Sexta.

Retrasos

Debido a este retraso en la entrega, Catalunya ha recibido este lunes 28.400 dosis de Pfizer, en vez de las 60.000 semanales que recibía hasta ahora. "No tenemos garantía de que el próximo lunes llegarán las 60.000 comprometidas, pero nos han informado de que esta incidencia sería de una semana. Esta semana priorizaremos administrar las segundas dosis a quienes ya se han puesto la primera y también el hacer la reserva de la semana que viene", ha dicho Vergés en rueda de prensa del Pla de Protecció Civil de Catalunya (Procicat), compuesto por las 'consellerias' de Salut e Interior.

Según la 'consellera' de Salut, Catalunya ya contaba con una "reserva estratégica" por si había un "decalaje" como el ahora producido en la entrega de Pfizer, y así "cumplir con la planificación". "Pero si nos quedamos sin esta reserva, nos ponemos en un compromiso, aunque creo que eso no pasará", ha explicado Vergés.

Sàmper pide avanzar la vacunación a los policías porque son un "servicio esencial" y en las comisarías aumenta el riesgo de contagio

Catalunya comenzó este fin de semana a administrar las 5.800 dosis de la vacuna de Moderna. También ayer empezó a administrar las segundas dosis de la vacuna de Pfizer (en este caso, la inmunidad se adquiere una semana después de la segunda dosis). "Prácticamente todas las residencias de personas mayores han recibido ya la segunda dosis [de Pfizer], solo quedan algunos geriátricos con brotes activos", ha dicho Vergés, quien no obstante ha asegurado que Salut espera "acabar" esta semana la vacunación en todos los centros de mayores.

Por su parte, el 'conseller' de Interior, Miquel Sàmper, ha advertido de que hay unos 800 Mossos d'Esquadra y policías locales confinados por coronavirus, ante lo que ha planteado avanzar la vacunación a los agentes, al considerar que son un "servicio esencial", como los sanitarios y profesores. Sàmper ha destacado, además, que es "evidente" que en las comisarías aumenta el riesgo de contagio.

Cifras "muy altas"

La 'consellera' Vergés ha reconocido que, aunque se vaya "avanzando" en la vacunación, las cifras y los indicadores en Catalunya son "epidémicamente muy altos" y ello tiene "consecuencias". Este lunes, el territorio ha notificado 2.533 nuevos contagios (más de 26.000 casos por semana) y 129 muertos. Además, ya hay 2.809 personas con el virus en hospitales, de los cuales 550 están en unidades de cuidados intensivos (ucis). "La epidemia está en niveles muy altos y preocupantes. Nos falta tener más vacunas para poner a más gente", ha vuelto a insistir.

"Vamos a sobrepasar, en ingresados en ucis, el pico de la segunda oleada", ha advertido Vergés. Aun así, ha considerado que ahora "no es pertinente" un confinamiento domiciliario, corto pero estricto, como demandan algunos epidemiólogos como el Jefe de Medicina Preventiva del Hospital Clínic de Barcelona, Antoni Trilla.

A Salut no le consta, de momento, que haya una "difusión grande" de la variante británica del coronavirus en Catalunya

Según el Govern, las actuales restricciones en Catalunya comienzan a tener su efecto, lo que explica que este lunes haya habido un "pequeño descenso" del número de contagios, en palabras del director de la Unitat de Seguimient del Covid-19 en Catalunya, Jacobo Mendioroz. "La tasa de positividad ha bajado del 30% al 25%, pero queda mucho para hablar de una estabilidad. La presión asistencial es importante ahora mismo, y en las próximas semanas seguirán subiendo los ingresos", ha avanzado Mendioroz.

Este epidemiólogo ha alertado, además, de que la situación de los hospitales por el covid-19 era menos complicada durante la segunda oleada, la cual comenzó con 180 personas en la uci. "Por tanto, la salida [de la tercera oleada] será peor", ha augurado.

Te puede interesar

En cuanto a la variante británica del coronavirus (que aumenta la transmisión entre un 40% y un 70%), Mendioroz ha asegurado que los "resultados" de la secuenciación del virus que realiza Salut no hacen pensar, por ahora, que haya una "difusión grande" de esta variante en Catalunya. Sin embargo, tampoco ha descartado lo contrario. "No es imposible que esté presente", ha dicho. De momento, Catalunya ha detectado dos casos de esta nueva variante. Mendioroz ha dicho que Salut trabaja en crear un criterio para analizar aleatoriamente pruebas PCR en busca de la variante.

En Madrid, la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido al Gobierno central que suspenda los vuelos con Sudáfrica y Brasil por el avance de las nuevas cepas de covid-19, que se están revelando muy contagiosas, como la de Reino Unido. Díaz Ayuso ha calificado de "explosiva" la presencia de la variante británica en España.