Ir a contenido

Al contrataque

Amor y compromiso

Ana Pastor

"La identidad de género no se elige. Uno nace siendo niño o niña en su corazón, y se comporta en consecuencia"

Rudi tiene 10 años pero cuenta su historia con una naturalidad y valentía asombrosa. Recoloca a cada rato su flequillo moreno con ese movimiento de mano que tantos otros niños de su edad repiten hoy en día. De vez en cuando mira a su madre, Nuria. Sobre todo cuando va a hacer una afirmación rotunda sobre su propia historia. Ella le sonríe. Como animándole a hacerlo. Como diciéndole: «Estaré contigo digas lo digas, estaré a tu lado decidas lo que decidas».

La mirada de esa madre. Tanto amor, ternura y compromiso en un pequeño gesto tan cotidiano. Rudi apareció el otro día en la pantalla de mi televisor y en la de muchos hogares cuando Gonzo les entrevistó en 'El Intermedio'. El programa ha puesto en marcha una maravillosa iniciativa en defensa de la tolerancia sacando un autobús por varias ciudades contra la indecencia de Hazte Oír y su lema sobre los menores que son como Rudi.

Cuenta este niño que siempre se sintió así aunque nació niña. Por eso, cuando le vestían con ropa de niña sentía mucha ansiedad y solo pensaba en arrancársela. Por eso, cuando solo tenía 6 años salió del colegio y decidió afrontar el tema con su madre. Le preguntó si las chicas podían ser chicos. Y ella le respondió que sí. Nuevo gesto de amor, ternura y compromiso. Ella dice que también supo muy pronto que no se sentía una niña. Así que no le pilló por sorpresa. Pero le preocupaba que Rudi sufriera en una sociedad que no está preparado para esto.

En este camino han recibido la ayuda de Chrysallis, la Asociación de Familias de Menores Transexuales. Como explica Ángeles Vidales Miguélez (médico especialista en endocrinología y nutrición y miembro del grupo GID-SEEN, Grupo de Identidad y Diferenciación Sexual de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición): «La identidad de género no se elige. Uno nace siendo niño o niña en su corazón, y se comporta en consecuencia. Los padres de los niños transexuales nunca les han invitado a cambiar de sexo. Se trata de familias tan normales como puede ser cualquier otra que han puesto a su niña un nombre de niña, o viceversa y que la han tratado como niña hasta llevarse la sorpresa de que la propia criatura les indica que en realidad es un niño, puesto que lo es».

PRUDENCIA Y RESPETO

 Añade esta médico que la labor de unos buenos padres es «comprender a su hijo, informarse de la situación y, a partir de allí, acompañarlo con prudencia y respeto en su camino hacia ser quien es».  Eso es exactamente lo que ha hecho Nuria con su hijo. Rudi volvió al cole tras su aparición en 'El Intermedio'. Me cuenta su madre que todos sus compañeros le felicitaron. Una muestra de respeto, tolerancia y normalidad de la que deberíamos aprender los adultos. 

0 Comentarios
cargando