LA PRESIÓN FISCAL

Economia estudia bajar el IRPF a las rentas de menos de 17.000 euros

La bajada se compensaría con un alza del impuesto a los que ganan más de 100.000 euros

El objetivo del departamento que dirige Junqueras es hacer el impuesto 'socialmente más justo y progresivo'

El ’vicpersident’ Oriol Junqueras, en primer término, con el ’president’ Carles Puigdemont, enel Parlament.

El ’vicpersident’ Oriol Junqueras, en primer término, con el ’president’ Carles Puigdemont, enel Parlament. / FERRAN SENDRA

4
Se lee en minutos
Olga Grau
Olga Grau

Directora adjunta

ver +

El Departament d’Economia i Hisenda de la Generalitat que dirige el vicepresidente Oriol Junqueras tiene el objetivo político de bajar los impuestos a las rentas por debajo de los 17.707 euros en el tramo autonómico del IRPF, cuyo tipo actualmente se sitúa en Catalunya en el 12%, el más alto de España, y compensar esta menor recaudación con una subida a los que tributan por ingresos de más de 100.000 euros. Un 34,58% de contribuyentes cuenta con ingresos anuales de menos de 12.000 euros.

Economia ha impulsado un estudio con el objetivo de “hacer un impuesto socialmente más justo y progresivo” sin subir globalmente el IRPF, en una estrategia que entronca con la vocación de ERC de aligerar las cargas fiscales de las rentas más bajas, según han explicado fuentes del departamento. En la Conferencia Nacional de ERC en julio del 2013 Junqueras dedicó gran parte de su discurso a la rebaja del IRPF a las rentas más bajas y medias, para ayudar a la familias y reactivar el consumo. Economia pretende incorporar este cambio en la ley de acompañamiento de los presupuestos y lograr el apoyo del máximo de fuerzas parlamentarias, entre las que se buscaría la complicidad de la CUP, el PSC Catalunya sí que es pot. Sin embargo, la propuesta que emana de Economia no cuenta con el apoyo de la parte convergente del Govern. El 'president' Carles Puigdemont ha asegurado que no hay intención de subir impuestos.

El informe, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, analiza el esfuerzo fiscal en el tramo autonómico que realizan los contribuyentes catalanes. Economia utiliza el tipo efectivo medio, es decir, el importe sobre lo que se tributa una vez aplicadas las diferentes deducciones. Según este análisis, las rentas con una base liquidable inferior a 17.707 euros pagan en el tramo autonómico del IRPF un 12%, frente al 10,06% de media de las comunidades autónomas. En Madrid o Castilla-La Mancha, el tramo autonómico está en el 9,50%.

Mandato parlamentario del pleno de la pobreza

La realización de este informe emana de la resolución aprobada por el Parlament en el marco del pleno de la pobreza con el voto favor (99) de Junts pel Sí, el PSC, la CUP y Catalunya sí que es pot, con el voto en contra del PP y 24 abstenciones de Ciutadans. La resolución instaba a “estudiar la implementación de nuevas medidas fiscales y mejora de las ya existentes como el Impuesto de Sucesiones, Impuesto de Patrimonio, tramo autonómico del IRPF, entre otros, que permitan  incrementar los niveles de ingresos y garanticen una mayor progresividad del sistema”.

Según el estudio, el tipo efectivo del tramo autonómico del IRPF de las rentas inferiores a 40.000 euros también está muy por encima de la media autonómica. Por el contrario, Economia sostiene en su informe que los que tributan por ingresos de más de 100.000 euros tienen una presión fiscal inferior a la media del conjunto. Así, el tipo efectivo medio del tramo de los 100.000 euros tributa en la parte catalana al 18,03%, frente a una media autonómica del 18,27%. Un contribuyente con ingresos de 175.000 euros, en Catalunya tributa de media al 20,16% y la media autonómica lo hace al 20,55%.

Noticias relacionadas

El hecho de que la 'conselleria' que dirige Junqueras opte en su proyecto por compensar la rebaja del IRPF a las rentas más bajas con una subida a las que superan los 100.000 euros no persigue penalizar a los que ganan más. “No nos gusta subir los impuestos a estos tramos y somos conscientes de que deben ser subidas ligeras para evitar el efecto contraproducente de deslocalizaciones de grandes patrimonios”, sostienen estas fuentes oficiales. El informe contiene más de una treintena de escenarios con subidas y bajadas en diversos tramos y sus efectos en la recaudación.“Se pretende bajar los impuestos a las personas que tienen más dificultades para llegar a final de mes”, explican fuentes de Economia, que aseguran que en el caso de los que ingresan menos de 17.707 euros no se podrá bajar de golpe del actual 12% al 9,5% porque eso haría insostenible el sistema en la actual coyuntura. 

Desde el departamento que controla ERC sostienen que en el actual contexto de dependencia del FLA y de la presión de Bruselas por ajustar el déficit y hasta que no se logre la independencia no hay margen para bajar un impuesto sin subir otro. Especialmente porque la suspensión por parte del Tribunal Constitucional de impuestos autonómicos como el de las centrales nucleares (50 millones de euros de ingresos previstos para el 2016) o el de los pisos vacíos (entre 60 y 65 millones de euros), dejan al Govern sin margen de maniobra de captar más recursos que no afecten directamente al bolsillo de las rentas del trabajo.