Ir a contenido

Acciona pasará a controlar el 78% de Aigües Ter Llobregat

El grupo de los Entrecanales acuerda adquirir el 39% que posee el banco brasileño BTG Pactual

Agustí Sala

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona. / EL PERIÓDICO

Acciona, a través de su filial Acciona Agua, pasará a tener el control total de Aigües Ter Llobregat (ATLL), tras pactar la compra del 39% que posee el banco brasileño BTG Pactual en esta concesionaria que gestiona la distribución del agua en el área metropolitana y comarcas colindantes con más de 4,5 millones de habitantes.

El grupo controlado por la familia Entrecanales ha comunicado la operación, que le otorgará el 78% del capital, tanto a la Conselleria de Territori i Sostenibilitat como a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La venta se enmarca dentro de los planes de desinversiones de BTG Pactual, inmerso en una crisis de liquidez tras verse implicado su expresidente en un escándalo de corrupción de la petrolera Petrobrás.

El banco brasileño ha realizado ventas tras verse su expresidente implicado en un caso de corrupción

Estas operaciones afectan a participaciones que tiene el banco en Europa, entre ellas ATLL, y en Latinoamérica. Fuentes de Acciona destacaron que no iban a dar información "sobre una operación sujeta a la aprobación de las autoridades de la competencia". Lo cierto es que la compañía ha optado por aceptar la oferta de BTG Pactual que, además "tiene toda la lógica industrial", según fuentes conocedoras de la transacción.

El grupo brasileño ya vendió el año pasado el 65% que poseía en Túneles Barcelona Cadí (las vías de peaje del Cadí y de Vallvidrera) por 146 millones de euros al grupo francés Ardian. La operación ya generó una intensa polémica política por la plusvalía obtenida por BTG Pactual en un corto periodo de tiempo con su participación en una concesión pública catalana.

COMPENSACIÓN

La compensación mínima a la que tiene derecho Acciona es de 295,9 millones, pero puede ser superior

Por su parte, Acciona ha cifrado en un mínimo de 295,9 millones de euros la compensación a reclamar en caso de que se resuelva de forma anticipada el contrato de concesión de ATLL antes de que transcurra el plazo de 50 años, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La decisión sobre esta concesión está en manos del Tribunal Supremo, tras una pugna judicial que dejó en el aire el resultado del concurso público, ganado por Acciona, tras se impugnado por la otra licitante, Aigües de Barcelona (Agbar).

La cantidad mínima a la que Acciona tendría derecho incluye 281,2 millones de euros por la parte no amortizada del canon inicial, 10,3 millones por gastos adiciones y 4,4 millones por la parte no amortizada de las obras, instalaciones y otras inversiones realizadas hasta la fecha por la concesionaria del contrato de aguas de la red de abastecimiento Ter-Llobregat. Este importe no incluye la reclamación por gastos adicionales por terminación anticipada del contrato y posibles daños y perjuicios que procedan, señala la compañía.

El 'conseller' de Economia, Andreu Mas-Colell, cifró en julio pasado en el Parlament en 326 millones la posible indemnización en caso de que los tribunales quitaran a Acciona la gestión de la concesión.

RENTABILIDAD FINANCIERA

Asimismo, Acciona explica que en el contrato de concesión para la construcción, mejora, gestión y explotación de las instalaciones que constituyen la red de abastecimiento y que fue suscrito el 27 de diciembre de 2012, incluye una cláusula sobre la resolución anticipada del contrato de concesión, cualquiera que sea la causa, que recoge una compensación por parte de la Administración.

La privatización de ATLL se ha convertido en una de los puntos de discrepancia entre Junts pel Sí y la CUP. En especial, uno de los puntos del contrato de concesión, que garantiza una rentabilidad financiera del 9.33% para los 50 años del contrato.

Temas: Acciona ATLL