¡No te lo pierdas!

10 buenos restaurantes de Barcelona que debes visitar antes de que acabe junio (y una escapadita al Delta)

Te recomendamos estos sitios donde disfrutarás de una buena (o buenísima) mesa

11 restaurantes donde comer estupendamente al mediodía por menos de 20 €

44 restaurantes nuevos de Barcelona que no te puedes perder | MAPA

My Fucking Restaurant: zanahoria

My Fucking Restaurant: zanahoria / Ricard Cugat

Cata Mayor

Cata Mayor

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Seguimos a la caza y captura de restaurantes donde disfrutar de una buena (o buenísima) mesa. En las últimas semanas hemos visitado unos cuantos sitios de lo más interesante.

Aquí tienes la lista de buenos restaurantes de Barcelona (y uno de Poblenou del Delta, en el Delta del Ebro) que deberías conocer antes de que acabe el mes de junio.

Mantis

El huevo con 'kokotxas' y jugo de 'capipota' del restaurante Mantis.

El huevo con 'kokotxas' y jugo de 'capipota' del restaurante Mantis. / Joan Cortadellas

Los chefs David Romero y Toni Solans y el sumiller Albert Ribas surfean la ola asiática con un restaurante que recibe múltiples influencias. Estas son las que encontró Pau Arenós en su visita a Mantis.

Casa Masala

La Bomba Bombay.

La Bomba Bombay. / Manu Mitru

Casa Masala (Muntaner, 152) es la evolución de Masala 73, que abrió en 2017. Sigue bordando los curris y el 'street food' indio, con sabores muy auténticos del país asiático, pero ahora adaptados al formato tapa. La bomba Bombay es, probablemente, su mejor ejemplo: una pasta a base de patata, garbanzo y guisante, salsa brava especiada y mayonesa de curri. Pero hay otras propuestas, y te las cuenta Pau Arenós tras la visita que hizo a Casa Masala.

My Fucking Restaurant

El calabacín, en tartar y a la brasa.

El calabacín, en tartar y a la brasa. / Ricard Cugat

Matteo Bertozzi aplica la imaginación a los vegetales para aprovecharlos de las hojas a la raíz en una cocina en la que el gluten no tiene lugar. Así de 'fucking bueno es My Fucking Restaurant.

Roka

Varios de los platos de Roka.

Varios de los platos de Roka. / Rusne Draz

El referente europeo de la 'robata' aterriza en una terraza del Hotel Arts bajo el pez de Frank Gehry para servir sus platos elaborados a la parrilla nipona de carbón hasta el 16 de septiembre. Esto es lo que se come en Roka.


Florería y Brasero Atlántico

La sardina ahumada y confitada de Brasero Atlántico.

La sardina ahumada y confitada de Brasero Atlántico. / Judit Murphy Burgos

El bar bonaerense (18º mejor del mundo) y su restaurante desembarcan en Barcelona con sus cócteles y bocados rebosantes de personalidad. Un dos en uno, un arriba y abajo, un sube-baja: un "restaurante con bar" arriba (Brasero Atlántico) y una "coctelería con restaurante" abajo (Florería Atlántico). Así es Florería y Brasero Atlántico.


Pirineus 1975

Bacalao con espinacas a la catalana del restaurante Pirineus 1975.

Bacalao con espinacas a la catalana del restaurante Pirineus 1975. / Nereida de Arcos (Gastrosapiens)

Este restaurante, ubicado a escasos metros de un epicentro tan turístico y comercial como el Portal de l’Àngel, propone tablas de quesos y embutidos para vermutear a cualquier hora y platos de toda la vida. Esto es lo que probamos en Pirineus 1975.


11 Nudos

La terraza con cubierta vegetal del restaurante 11 Nudos tiene vistas panorámicas de Barcelona.

La terraza con cubierta vegetal del restaurante 11 Nudos tiene vistas panorámicas de Barcelona. /

He aquí uno de esos rincones acogedores en un lugar tan inesperado como un centro comercial: su terraza en lo alto del Arenas y su carta con reminiscencias gallegas merecen la visita. Estos son los platos que catamos cuando estuvimos en 11 Nudos.


Bar Morrysom

El arroz marinero de Bar Morrysom.

El arroz marinero de Bar Morrysom. / Alberto García Moyano

Este todoterreno lleva dominando su esquina en el Eixample Dret desde 1974. Uno de sus secretos es que lo abarca todo: se puede ir a desayunar, a comer, a cenar y, para más -en realidad menos- inri, a rellenar los huecos entre horas. El otro es que se come muy bien allí. Te lo contamos en esta crónica de Bar Morrysom.


Bar Casa Miguel

Salchichas del país con patatas y pimientos verdes de Casa Miguel.

Salchichas del país con patatas y pimientos verdes de Casa Miguel. / Alberto García Moyano

Este es un negocio familiar de Horta de los que debemos congratularnos por conocer y rezar fuerte para que encuentren relevo. Porque su menú del día está muy pero que muy bien: sopa de caldo de gallina y pollo con fideos, canelones, carrillera en salsa, flan casero... Así se come en Bar Casa Miguel.


Hungaryto

El cocinero Zsolt Beke, del restaurante Hungaryto, con el descomunal 'lángos' recién cocinado.

El cocinero Zsolt Beke, del restaurante Hungaryto, con el descomunal 'lángos' recién cocinado. / Òscar Gómez

El restaurante Hungaryto borda los platos del país centroeuropeo. Un recetario canónico, sin concesiones a la fusión o al mestizaje. Pura Hungría en pleno Eixample. Te lo explicamos bien en esta crónica sobre Hungaryto.


La Tancada

La paella de Pepe.

La paella de Pepe del restaurante La Tancada. / Joan Revillas

Tras haber trabajado en que trabajó con Fran López en Villa Retiro y con Xavier Pellicer en Can Fabes y rular por París, Menorca, México y Tailandia, Xavi Montañés se hace cargo de la gastronomía en el cámping propiedad de su familia, en Poblenou del Delta. Ojo con su potente oferta arrocera, con ocho posibilidades. En esta crónica sabrás cuál probó Pau Arenós en su visita a La Tancada.