Ir a contenido

El primer ministro esloveno apoya a Sánchez tras la visita de Torra

Sarec admite al presidente español que "no está contento" con la situación creada

Ambos mandatarios conversan en la cumbre del Consejo Europeo, en Bruselas

Iolanda Mármol

Pedro Sánchez en la segunda jornada de la cumbre de la Unión Europea en Bruselas.

Pedro Sánchez en la segunda jornada de la cumbre de la Unión Europea en Bruselas. / OLIVIER HOSLET (EFE)

Conversación informal pero llamativa en los márgenes del Consejo Europeo que se celebra en Bruselas. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro esloveno, Marjan Sarec, conversaron este jueves en el arranque de la cumbre que reúne a los líderes de la Unión Europea. La charla llega tras la controversia que levantó la visita del 'president' Quim Torra a Liubliana el pasado fin de semana, cuando se entrevistó con el presidente del esloveno, Borut Pahor.

Fuentes del Gobierno han explicado que la conversación entre Sánchez y Sarec fue "positiva" y abordó la polémica visita de Torra. Según la Moncloa, el primer ministro esloveno manifestó su "total apoyo" al Ejecutivo español en este asunto y le transmitió que "no está contento" con la situación creada. El primer ministro insistió en que fue el presidente esloveno quien se entrevistó con Torra pero que no participó ningún miembro de su gobierno.

Más allá de las explicaciones oficiales, en las imágenes hechas públicas por el Consejo Europeo se observa al dirigente esloveno cuando se acerca a Sánchez y empieza a conversar con él, interrumpiendo la charla que mantenía con el primer ministro de Portugal, António Costa. 

Controvertida visita

La polémica surgió a raíz de la visita de Torra la semana pasada a Liubliana, en donde fue recibido por el presidente del país, y la apuesta del president de la Generalitat por la 'vía eslovena' como modelo para el desafío independentista.

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quiso restar importancia al viaje de Torra y destacó que no fue recibido por el primer ministro, Marjan Sarec, sino por el presidente, que es una "figura simbólica, sin poder real".

Borrell también explicó que el embajador español en Liubliana, José Luis de la Peña, ha recibido "instrucciones" de pedir una reunión con las autoridades eslovenas para "comentar la situación".

Según fuentes diplomáticas, el objetivo es hablar tanto de la visita de Torra a Pahor como de los comentarios y críticas que ha suscitado en España que el 'president' haya apostado por la "vía eslovena" para la independencia.