Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA SOCIALISTA

Ros deja su escaño para no rechazar la petición de la consulta

El alcalde de Lleida anuncia que se presentará a las próximas elecciones municipales

JOSE RICO / Barcelona

El alcalde de Lleida renuncia a su escaño para no romper la disciplina de voto del PSC / ATLAS

El diputado del PSC y alcalde de Lleida, Àngel Ros, deja su escaño en el Parlament para no rechazar la solicitud al Congreso del traspaso de la competencia para convocar referendos. El dirigente socialista ha anunciado su decisión este miércoles en rueda de prensa, después de la reunión mantenida por los diputados críticos para decidir el sentido de su voto. No obstante, Ros ya ha comunicado su decisión al primer secretario del PSC, Pere Navarro. Además, Ros ha anunciado que se presentará a la reelección como alcalde de la ciudad de Lleida.

Según fuentes de los sectores críticos, tres diputados díscolos (Marina GeliJoan Ignasi Elena y Nuria Ventura) se plantean romper la disciplina de voto y abstenerse en la votación del jueves. Más dudas tiene Rocío Martínez-Sampere, en cuyo horizonte está presentarse a las primarias del PSC a la alcaldía de Barcelona. En su cuenta de Twitter ha recordado que su posición "nunca ha sido el 'sí', sino la abstención".

Una vez constatado que la dirección difícilmente variará su postura hacia la abstención, los esfuerzos de los diputados críticos se centran ahora en que se conceda libertad de voto. Sin embargo la posición de la dirección del partido es férrea. Varios diputados más afines a la dirección, como Xavier SabatéJaume Collboni o Núria Parlon, también son favorables a que el partido sopese la abstención para evitar la fractura interna, pero no votarán en contra de lo decidido por el 83% del consejo nacional del PSC.

Temas: PSC