Goteo de dimisiones

Boris Johnson, contra las cuerdas: ¿qué puede pasar ahora?

boris johnson

boris johnson / agencia

2
Se lee en minutos
El Periódico

El goteo de dimisiones en el Gobierno británico a causa de los escándalos que salpican a Downing Street ha puesto contra las cuerdas una vez más al primer ministro, Boris Johnson, que ha sobrevivido a mil y una polémicas. Sin embargo, el cerco sobre Johnson cada vez es más estrecho y cuenta con menos aliados. Según algunos medios británicos, el fin del primer ministro está cerca y algunos titulares ya dan por acabada la partida: 'Game over', titula por ejemplo 'The Times'.

Estos son algunos de los escenarios que se abren a partir de ahora:

Aferrarse al poder

Algunos analistas sostienen que Johnson seguirá haciendo lo que hasta ahora: aferrarse al poder. "Sobrevivir es su única prioridad", aseguran en un artículo los periodistas de 'The Times' Chris Smyth, Steven Swinford y Henry Zeffman. Según explican en su texto, alguien próximo a Johnson le preguntó anoche si pensaba dimitir y su respuesta fue un contundente "¡y una mierda"!. Si decide continuar, no obstante, el primer ministro tendrá cada vez más complicado gobernar.

Renuncia tras perder más apoyos

Otra de las opciones que podría tomar Johnson es presentar su dimisión cuando se dé cuenta de que ha perdido el apoyo de demasiados miembros de su partido y Gabinete, aunque de momento no parece que esto vaya a ocurrir. Asimismo, podría ocurrir que más integrantes del Ejecutivo opten por tirar la toalla e insten al primer ministro a hacer lo mismo. No obstante, algunos medios sugieren que pesos pesados del Gobierno como la ministra de Exteriores, Liz Tuss; el de Defensa, Ben Wallace, o el de Nivel de Vida, Vivienda y Comunidades, Michael Gove, le siguen siendo fieles y podrían sostener la autoridad de Johnson.

Cambiar las reglas del juego

Los detractores de Johnson en el Partido Conservador cuentan con un as en la manga para forzar la salida del primer ministro: cambiar las reglas del juego y volver a plantear una moción de censura interna. Según las normas de la formación, solo puede activarse este mecanismo una vez al año, por lo que hasta junio de 2023 no podría volver a recurrirse a él después de que el pasado 6 de junio Johnson superara con escaso margen una votación. Un grupo de diputados ya está trabajando en esta posible modificación del reglamento.

Búsqueda de un posible sucesor

En el caso de que finalmente Johnson dimita o sea apartado por el partido, empezará el proceso para designar un nuevo líder, que está supervisado por el Comité 1922. Los candidatos deben ser nominados por dos diputados conservadores. En función del número de aspirantes que se presenten, se realizan varias rondas de votaciones secretas en las que se elimina al que tiene menos votos. Así hasta que solo quedan dos, que son sometidos a una votación postal entre los militantes. El ganador es nombrado nuevo líder y es de facto el nuevo primer ministro. No es necesario convocar elecciones.