LA JORNADA DE LA PREMIER

Remontada del City y aplastamiento del Liverpool

Tres goles de Haaland y uno de Bernardo Silva levantaron un 0-2 del Crystal Palace, mientras que los 'diablos rojos' destrozaron por 9-0 al Bournemouth

Guardiola felicita efusivamente a Haaland al sustituirle después de que anotara tres goles.

Guardiola felicita efusivamente a Haaland al sustituirle después de que anotara tres goles. / Nick Potts / Dpa

3
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Manchester City y Liverpool aportaron brillo a la jornada de la Premier- De muy distinta manera mostraron su superioridad antes los respectivos rivales que recibían en casa. Pasó muchas más dificultades el equipo de Pep Guardiola que el de Jürgen Klopp. El City remontó el marcador ante el Crystal Palace en una arrolladora segunda mitad (4-2), mientras que el Liverpool destrozó ya en el primer tiempo al Bournemouth para acaba infligiéndole una humillante goleada por 9-0.

El City se vio obligado a realizar un sobreesfuerzo para levantar el 0-2 que lucía en el Etihad, producto de dos graves errores defensivos a balón parado. Primero fue un autogol de John Stones (m. 4) y luego un cabezazo de Joachim Andersen, solo en el área, en un córner (m. 21).

Erling Haaland celebra su tercer gol, el 4-2, al Crystal Palace.

/ DPA

No hizo cambios Guardiola en el descanso, sino a la hora de partido, cuando Bernardo Silva ya había recortado (m. 53). Entraron Ilkay Gundogan y Julián Álvarez por Riyad Mahrez y Joao Cancelo y al minuto Erling Haaland empataba el encuentro (2-2) gracias a un delicado centro de Phil Foden.

El artillero noruego culminaba una brillante jugada colectiva de los celestes nacida en un córner para culminar la remontada (m. 70) y colocó la guinda tras la intervención de Gundogan. Guardiola le cambió a continuación para que la hinchada le tributara la ovación que se merecía.

Favio Carvalho y Luis Díaz celebran uno de los nueve goles del Liverpool.

/ Peter Byrne / Dpa

Dobletes de Firmino y Díaz

En Anfield no pararon de aplaudir desde el minuto 3, cuando Luis Díaz abría el camino de una victoria que al final fue un aplastamiento del rival. Fue la primera vez que el Liverpool ganaba un partido por 9-0 en la Premier, algo que solo había conseguido el Manchester United y dos veces (frente el Ipswich en 1995 y el Southampton en el 2021). Díaz marcó un doblete, igual que Roberto Firmino, que añadió a su gran actuación un par de pases de gol. Mo Salah, el otro componente de la delantera, se quedó sin marcar y sin asistir.

No le necesitó su equipo que al descanso se retiró con un 5-0. A Díaz y Firmino les echaron una mano un centrocampista (Harvey Elliott) y dos defensas, cada uno con su especial virtud. Trent Alexander-Arnold marcó un golazo desde fuera del área y Virgil van Dijk anotó el quinto en puertas del descanso con un cabezazo.

Jordan Henderson luce una camiseta en recuerdo de Olivia Pratt-Korbel, una niña de 9 años asesinada en Liverpool el martes cuando un hombre armado perseguía otro.


/ Peter Powell / Efe

Un autogol de Chris Mepham acentuó la desdicha del Bournemouth nada más reiniciarse el choque y Klopp aprovechó para repartir minutos sin que parara la producción. Firmino y Díaz repitieron y el joven Fabio Carvalho (19 años) se apuntó a la fiesta.

Triunfos apurados de Chelsea y United

Noticias relacionadas

Respiraron, por su parte, otros grandes que habían pasado apuros en los compases iniciales de la Premier. El Chelsea que cayó por 3-0 en Leeds la pasada jornada, venció con apuros a un Leicester que se cae en la clasificación (2-1). Es penúltimo. Raheem Sterling encarriló el triunfo con un doblete que amenazó un gol de Harvey Barnes hasta el final.

Bruno Fernandes marca para el United el gol del triunfo en el campo del Southampton.

/ Adrian Dennis

Semejantes apuros pasó el Manchester United, que vivió en la angustia a la que le sometió el Southampton. Bruno Fernandes culminó una gran jugada colectiva para otorgar el segundo triunfo consecutivo al United. Eric ten Haag mantuvo a Cristiano Ronaldo de suplente hasta el minuto 68 y luego hizo debutar a Casermiro.