19 sep 2020

Ir a contenido

TRAS EL CONFINAMIENTO

Los escolares españoles pasarán este año de curso, salvo excepciones

El tercer trimestre servirá para que los alumnos con notas suspendidas tengan oportunidad de mejorar

El Ministerio de Educación y las comunidades pactan no alargar el curso más allá del mes de junio

El Periódico

Todos los alumnos españoles pasarán de curso este año. En la foto, una niña hace los deberes en su casa. / JOSÉ LUIS ROCA / VÍDEO: EUROPA PRESS

La gran mayoría de los estudiantes españoles tienen garantizado el paso al siguiente curso, salvo casos de alumnos con notas realmente desastrosas y sin intención de enmendarlas, según anunció este miercoles la ministra de Educación Isabel Celaá, tras acordar con los consejeros autonómicos del ramo que las materias que no se hayan impartido ya este año, se darán el curso próximo. "Quienes hayan tenido calificaciones poco satisfactorias durante el primero y el segundo trimestres, tienen ahora la oportunidad de mejorarlas, porque la norma general será la promoción de curso", indicó Celaá. "No se trata de dar un aprobado general", advirtió la ministra, porque "se continuará evaluando a los alumnos de forma continuada, pero tampoco será un trimestre para penalizar a nadie; al contrario será un tiempo para que se recuperen y se refuercen materias".

La titular de Educación y los consejeros, que se han reunido en hasta cinco ocasiones las últimas semanas hasta lograr pactar esta medida -consecuencia del cierre de escuelas por el estado de alarma por el coronavirus-, acordaron que los próximos dos meses estudiantes y profesores se dedicarán "al refuerzo, al repaso y si es necesario a la recuperación de los contenidos". Se trata, destacó, de que todos los alumnos, tanto los que hasta ahora habían ido siguiendo el curso sin problemas como los que no, "puedan adquirir las competencias básicas imprescindibles para su nivel".

Repetición solo en casos muy justificados

La situación de confinamiento y las clases virtuales que se han iniciado esta semana (a ritos muy distintos, eso sí) supondrán en definitiva una oportunidad para que España deje de ser uno de los países de Europa con mayor tasa de repetición de curso, ha añadido Alejandro Tiana, secretario de Estado de Educación. Según estudios recientes, como el 'Abandono temprano de la educación y la formación y fracaso escolar: diagnóstico y propuestas' presentado en marzo del 2019,  el 15,1% del alumnado de primaria español no estaba el año pasado en el nivel que le correspondía y, con 15 años, solo el 68,6% de los estudiantes cursaba cuarto de ESO (el que le tocaba por edad), lo que implica que un 31,4% había sufrido algún retraso a lo largo de su recorrido escolar.

En el caso de que los profesores decidan este 2019-2020 que un alumno debe volver al mismo curso el año que viene, la medida "tendrá que ser avalada por un informe individualizado, muy argumentado y acompañado de un plan de refuerzo escolar", avisó la ministra Celaá.

Para aquellos que terminan alguna etapa educativa y por tanto deben obtener un título, es decir para los estudiantes de cuarto de ESO, los de segundo de bachillerato y los que terminan algún ciclo de formación profesional (FP), sí habrá algún tipo de evaluación extraordinaria, ha señalado la ministra, que no ha entrado a especificar de qué tipo de prueba se va a tratar.

Más clara está la próxima selectividad, que como ya se anunció se llevará a cabo los primeros días del mes de julio. Como los estudiantes que se vayan a presentar a las pruebas de acceso a la universidad este año no habrán cursado el tercer trimestre de las asignaturas, "ya se acordó hace unas semanas con las universidades que el contenido de  

"Los criterios generales que se han marcado, como por ejemplo, que el curso terminará oficialmente en junio, como estaba ya previsto, coinciden con lo que la Conselleria d'Educació había dicho y defendido hasta ahora", han señalado fuentes del departamento de la Generalitat que dirige Josep Bargalló. "En todo caso-han agregado-, las instrucciones propia en Catalunya se publicarán en breve y serán explicadas en detalle".

Refuerzos de verano

Además, las administraciones educativas organizarán o apoyarán la realización de actividades de refuerzo durante el mes de julio, en formas diversas y combinadas con actividades lúdicas. Las propuestas podrán estar promovidas por otras administraciones u organizaciones, contando con el concurso del voluntariado y en contacto con los centros educativos y sus docente y va dirigida a los alumnos que hayan tenido problemas para seguir las actividades a través de internet.

La propuesta de abrir los colegios en verano para ofrecer clases de apoyo es una petición de organizaciones como Save The Children y la Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos CEAPA para que los estudiantes "en situación desfavorecida o con desfase educativo" puedan recuperar materia, pero también para ayudar a la conciliación de las familias "en momentos económicos que se prevén muy duros" cuando finalice el Estado de Alarma.

La mayoría de los sindicatos docentes se habían opuesto en las últimas semanas a la posibilidad de que el curso se prolongase durante verano para dar descanso tanto a profesores como estudiantes y familias. Los sindicatos defienden que la suspensión de las clases presenciales no ha supuesto la interrupción del curso, y los docentes han seguido teletrabajando desde que cerraron los centros escolares.