En un pasaje pintoresco

Restaurante Bru: desayuno, 'brunch' y menú de mediodía a buen precio en el centro de Barcelona

Este coqueto restaurante del Born, que solo abre los días laborables de 9 de la mañana a 6 de la tarde, apuesta por platos reconocibles elaborados al 100% en su cocina

8 desayunos-'brunchs' muy originales en Barcelona

17 buenos restaurantes para ir al Born

Varios de los platos del restaurante Bru.

Varios de los platos del restaurante Bru. / El Periódico

Ferran Imedio

Ferran Imedio

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El topicazo ese de que no se puede comer bien y a buen precio en el centro de Barcelona debería desterrarse de una vez. En Cata Mayor hemos puesto muchos ejemplos de que el epicentro de la ciudad también acoge lugares reseñables. Solo en el Gòtic, por ejemplo, Glaciar, La Plata, La Pau, Bar Mono, El Cuiner de Damasc, La Pau, Bodega La Palma... Y en el Born, Las FritasCarminaBar PimentelTransatlànticRooster & Bubbles...

El último ejemplo está en esta zona. Se llama Bru y abrió en noviembre pasado en el pintoresco y tranquilo pasaje de Sert, quizás el acceso más bonito al barrio. En ese callejón, los colores de tono pastel del local llaman la atención del viandante. Y también su carta: sirven desayunos, 'brunchs' y menús de mediodía como los de toda la vida... a precios de toda la vida. Un reclamo irresistible.

Bru

Pasaje de Sert, 6. Barcelona

Teléfono: 93.291.09.33

Precio medio del 'brunch' (sin bebidas): 10 €

Precio menú mediodía: 15,90 € (20,90 € con gintónic)

@bru.barcelona

Apetece entrar, pues. Y, según la hora que sea, pedir lo que sirven en esos momentos. Puedes llegar cuando abren, a las 9.00, y pedir un zumo natural y un bocata o una tostada o alguna pieza de bollería. O aparecer un poquito más tarde y pedir platos del 'brunch', que dura de 9.30 a 12.45. Si vas a la hora de comer, te tocará el menú de mediodía (no hay carta), cuya relación calidad-precio es más que sobresaliente: cuesta 15,90 € con postre o café y bebida (20,90 € si pides un gintónic). Y a partir de las 16.00 y hasta el cierre, a las 18.00, merendar, tomarte un té o un café... Eso sí, solo en días laborables porque los fines de semana está cerrado.

Todo, absolutamente todo, está elaborado en su cocina, salsas y postres incluidos (¡rico y esponjoso el de zanahoria!), una decisión muy coherente cuando intentan que los platos sean lo más saludables posible, ejecutados con productos de proximidad, huyendo al máximo de los fritos y apostando por recetas reconocibles.

Y luciendo detalles que siempre se agradecen, como el agua aromatizada con limón, el toque de aceite de trufa en la tortilla de setas y verduras, el trabajo previo de los huevos Benedict cocinándolos a baja temperatura para que estén más cremosos y ahumando ellos mismos el salmón, la idea de jugar con tres texturas de alcachofa (en puré, en 'chips' y al horno) para acompañar el bacalao...

Un servicio amable y diligente redondea la grata experiencia de este negocio que pertenece a los dueños de Casa Ràfols, Sophie, Elsa y Fred y Casa Lolea, entre otros.