Sabores clásicos

Bar Pimentel: tapas y platillos que 'hacen' barrio

Este local del Born, uno de los epicentros turísticos de Barcelona, propone una cocina popular y genuina, sencilla y asequible, a base de recetas de toda la vida

MAPA | 18 buenos restaurantes abiertos este año en Barcelona que deberías visitar

Lista actualizada de los últimos cierres de buenos restaurantes de BCN

Varios platillos de Bar Pimentel.

Varios platillos de Bar Pimentel. / El Periódico

Ferran Imedio

Ferran Imedio

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Los barceloneses, tienen que aplaudir e incluso agradecer que en un barrio tan turístico como el del Born salgan proyectos tan 'made in BCN' como Bar Pimentel. Lugares que 'hacen' barrio como este, que apuesta por una cocina popular, sencilla, a base de tapas y platillos de toda la vida. Es repasar la carta y no encontrar una sola propuesta que no te suene, que no entiendas de qué va, que no hayas probado alguna vez en la vida. Y los guiris también deberían alegrarse de topar con un lugar donde se sirve una comida tan genuina.

Bar Pimentel

Carders, 11. Barcelona

Teléfono: 681.903.684

Precio medio (sin vino): 20-25 €

@elbarpimentel

Tras cruzar la puerta de vidrio, una barra y unas mesas altas dan la bienvenida a un espacio con paredes de piedra y grandes ventanales que se mueve entre lo rústico y lo casero que tiene un rincón más recogido tras el pasillo del fondo donde poder sentarse con más comodidad a probar de todo y más, porque la carta es larguita y cuenta también con sugerencias. Todo ello, bien acompañado por un interesante catálogo de vinos, varios de ellos a copas, pensados para combinar con cada bocado, y por un hilo musical que te devuelve a los 80 y a los 90.

Veamos: el salmorejo sedoso; las croquetas de gambas coronadas por una reducción de la cabeza del propio animal que le da un extra de sabor, la coca de escalivada y sardina ahumada, calentita y de sabor suave; el excelso, tierno y picantón calamar a la plancha con ajo, perejil y 'kimchi', y las cazuelitas antidieta como el huevo poché con parmentier de patata, torrezno de Soria y 'rossinyols', y las albóndigas de carne de cerdo con sepia guisadas al momento en apenas tres minutos para conseguir un punto meloso. De postre, un sorprendente y adictivo 'cheese cake' de 'mel y mató' con nueces ralladas por encima.

Queridos barceloneses, aún hay esperanza. Queridos guiris, 'this is Barcelona'.