apuestas sin riesgo

5 restaurantes de Barcelona que son un valor seguro

Escogemos establecimientos que nunca fallan, que siempre lo bordan. ¿Imposible? ¡No! Lee este artículo y verás

El plato de Sant Pere a la mantequilla negra del restaurante Els Pescadors.

El plato de Sant Pere a la mantequilla negra del restaurante Els Pescadors. / JOAN PUIG

Se lee en minutos

Cata Mayor

Qué difícil resulta en estos tiempos encontrar restaurantes que nunca fallan, que siempre lo bordan. Pero haberlos, haylos, y Pau Arenós, el cronista gastronómico de EL PERIÓDICO, conoce más de uno, y de dos. En este artículo recogemos cinco de ellos. Aunque hay muchos más. Son todos los que están, aunque por fortuna hay más. Los que te recomendamos a continuación han sido visitados por Arenós.

Els Pescadors

El pretexto es la apertura de la primera botella del ribeiro Emilio Rojo 2016, privilegio que se resuelve con una comida a tres con el propio Emilio como activo protagonista y comensal poco tensionado. Él come poco y habla bastante; escucharlo es siempre un placer inteligente, y surrealista. Emilio ha viajado en tren desde Galicia con esa botella única, que de nuevo ha resultado esplendente. Estábamos seguros de que el blanco se encontraría a gusto entre los habitantes marinos de Els Pescadors... Clica aquí para saber más sobre Els Pescadors


Windsor

La sopa ha desaparecido de la mayoría de restaurantes probablemente por su mayor virtud: recuerda quiénes fuimos antes del glamur y del arroz con bogavante. Es una bola de cristal turbia en la que vemos antepasados y penurias. Reivindico esos líquidos donde se concentra el tiempo. En otro ejercicio de incoherencia y banalidad... Clica aquí para saber más sobre Windsor

Joan Junyent y el cocinero David Rodríguez, en la terraza de Windsor / maite cruz


Ca L'Isidre

Al llegar a Ca l’Isidre parece como si nada hubiera cambiado: recibe Isidre Gironès y en el comedor también está su mujer y cómplice, Montserrat Salvó. Sin embargo, la obligación de ambos con el restaurante ha licuado puesto que la responsabilidad al completo –el timón, el puente de mando, la caldera– pertenece a la hija, Núria Gironès. Isidre es un activo insustituible y de ninguna manera Núria querría... Clica aquí para saber más sobre Ca l'Isidre

Núria Gironès, en el comedor del restaurante familiar / jORDI COTRINA


Sense Pressa

Hay que darse prisa con las reservas en Sense Pressa: las ocho mesas son ocupadas con celeridad por los clientes asiduos. Desde que José Luis Díaz abriera en octubre del 2005 –no era un jovencito sino un veterano de casi 50 años marcado por mil fuegos–, la casa se ha mantenido inmutable en el credo inicial: gran materia prima y... Clica aquí para saber más sobre Sense Pressa

Víctor y José Luis Díaz, en la puerta del restaurante Sense Pressa / ASLI YARIMOGLU


Can Vallés

Te puede interesar

Reconforta ver un restaurante lleno un martes cualquiera en los meses fríos. Can Vallés es uno de esos comedores 'caja fuerte' –usé el neologismo con Sense Pressa– en el que los usuarios se sienten más protegidos que tras una puerta acorazada. Clientela habitual con algunos... Clica aquí para saber más sobre Can Vallés

José Álvarez y Pedro González, con copas de vino en el comedor de Can Vallés / jordi cotrina