El Periódico

Instagram rectifica y asegura que no pretende vender las fotos de sus usuarios

La compañía cambiará las normas de nuevo para ser "más claros" y evitar "confusiones"

JOSEP M. BERENGUERAS / Barcelona

Miércoles, 19 de diciembre del 2012 - 12:11 CET

Un usuario consulta en su móvil la aplicación Instagram.

La polémica suscitada por las nuevas normas de uso de Instagram, que preveían la posibilidad de que la compañía vendiese las fotos de sus usuarios, ha obligado a la firma a reaccionar solo horas después de lanzar su nueva política de privacidad. En un comunicado publicado en el blog de Instagram, el cofundador de la empresa Kevin Systrom, ha asegurado que "no pretenden" vender las fotos de los usuarios.

"Nuestra intención al actualizar las normas era comunicar que nos gustaría experimentar con publicidad innovadora que fuera apropiada para Instagram. En vez de ello, fue interpretado por mucha gente como que íbamos a vender vuestras fotos a terceros sin ninguna compensación. Esto no es cierto y es error nuestro porque el lenguaje utilizado es confuso. Para ser claros: no pretendemos vender vuestras fotos", afirma Systrom tras la polémica levantada, aunque sí que explica que introducirán un sistema publicitario de recomendación según gustos.

"El lenguaje que propusimos también puso sobre la mesa la cuestión sobre si vuestras fotos pueden ser parte de un anuncio. No tenemos planes para nada similar y por ello vamos a quitar (de las normas) la parte que ha despertado confusión", agrega el directivo.

La propiedad de los derechos

Por último, la firma aclara que "los usuarios de Instagram son propietarios de sus contenidos e Instagram no reclama ningún tipo de derechos sobre sus fotos. Nada de esto ha cambiado" con las nuevas normas.

El cofundador de la red social comprada por Facebook agrega que ya están trabajando en una versión de las normas cuyas palabras sean "más claras".


El Real Madrid encadenó su tercer empate consecutivo ante el Borussia Dortmund, el tercer rival seguido curiosamente cuya equipación es amarilla. Una vez más, el equipo de Zidane se limitó a esperar que decidieran sus artilleros, pero esta vez no fue suficiente

El FC Barcelona se mide al Borussia Mönchengladbach en la segunda jornada de la Champions League con el objetivo de repetir la buena imagen exhibida en su debut frente al Celtic de Glasgow