Catalunya ha intervenido 13 residencias entre octubre y noviembre

Uno de cada cuatro geriátricos catalanes tiene brotes de coronavirus, y el 10% están descontrolados

Equipo de desinfeccion en una residencia de ancianos de Barcelona, el pasado marzo.

Equipo de desinfeccion en una residencia de ancianos de Barcelona, el pasado marzo. / FERRAN ANDEU

Se lee en minutos

Desde que se declaró la pandemia el pasado marzo, la Generalitat ha intervenido 27 geriátricos que no han podido detener el avance del coronavirus. La mitad de las intervenciones, 13, se han registrado entre octubre y noviembre. "Encontramos centros que han hecho las cosas bien y se han visto desbordados, y otros que no han aplicado protocolos y han tratado de esconder el brote", explica Aina Plaza, la directora general de Autonomía Personal. El Govern asegura, sin embargo, que la incidencia del covid en las residencias está disminuyendo. Actualmente, 98 centros (el 10% del total) sufren brotes fuera de control. 

El 25% de los geriátricos catalanes (264) están afectados por el coronavirus. De estos, la mayoría (166) tienen controlado el brote. El 10% del total, menos de un centenar de residencias, se encuentran en una situación descontrolada. La intervención de los centros es, según Plaza, "la última opción" para remediar el problema: apartando temporalmente los gestores de los centros y colocando un nuevo equipo que designan la Agència de Salut Pública y los inspectores de Asuntos Sociales.

El último eslabón

"Lo que primero intentamos es reforzar el equipo de profesionales poniendo los centros en contacto con los trabajadores inscritos", explica Plaza. Esta petición la han hecho 203 residencias, un 20% del total. "Si vemos que sigue descontrolado, optamos por los traslados", añade. La Generalitat tiene 36 geriátricos "con camas disponibles" y "preparados" para aislar positivos. En la segunda ola se han hecho 850 traslados (en la primera fueron 1.200). S no funciona el traslado, se activa la intervención.  

Malas prácticas y oscurantismo

Durante la pandemia se han intervenido 27 geriátricos: dos en marzo, ocho en abril, cuatro en mayo, una en julio, siete en octubre y seis en noviembre. "La mayoría duran pocos meses, pero hay algunas más problemáticas: gerentes que ocultan los brotes y la información o no aplican correctamente los protocolos", añade Plaza. Como ejemplo, las residencias Ca n'Amell (Premià de Mar), Bertran Oriola y Mossén Vidal y Aunós (Barcelona), donde el Govern ha cambiado la dirección. Salut también ha clausurado dos centros de Sant Adrià de Besós y Ullastrell. Ha multado a Calafell Park (Segur de Calafell) y Les Vinyes (Falset).

Te puede interesar

La Generalitat sostiene que la situación en esta segunda ola nada tiene que ver con la primera. Precisamente, el Procicat ha permitido que los ancianos puedan salir de los geriátricos durante las fiestas navideñas, a pesar de la oposición de las patronales. A día de hoy, el 2,5% de los trabajadores de la residencias están confinados, cuando en abril fueron el 15%. La comparativa en defunciones es 10 veces menor: 1.200 en la peor semana de abril y 100  actualmente. "Ahora estamos bien, no sé cómo estaremos en enero", zanja Plaza.