AFECTADOS POR LOS CONTAGIOS

La Generalitat retira cautelarmente a Eulen la gestión de dos residencias de Barcelona

El Departamento de Trabajo ha decidido controlar su administración hasta resolver el expediente abierto

Se investiga si en esos centros se cometieron varias faltas graves y muy graves durante la pandemia

Un bombero realiza tareas de desinfección en la residencia geriátrica La Segrera durante la cuarentena.

Un bombero realiza tareas de desinfección en la residencia geriátrica La Segrera durante la cuarentena. / EFE / MARTA PÉREZ

Se lee en minutos

El Periódico

La Generalitat ha retirado de forma cautelar la gestión a Eulen de las residencias de ancianos Bertran Oriola y Mossèn Vidal i Aunós, situadas en Barcelona y de titularidad pública, por diversas irregularidades detectadas durante la emergencia sanitaria del covid-19, informa Efe.

La suspensión se mantendrá hasta que se resuelvan definitivamente los expedientes sancionadores que la Generalitat abrió a principios de junio a Eulen por irregularidades en la gestión y la atención a los usuarios, según ha informado este domingo el departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias.

En el caso de la residencia Bertran Oriola, el Servicio de Inspección del departamento ha tomado esta medida por los problemas detectados en el funcionamiento y organización del servicio. El 26 de abril la conselleria ya intervino la residencia y sustituyó temporalmente a Eulen por otra entidad gestora con el objetivo de reconducir la situación en que se encontraba el centro por la afectación de la pandemia. Precisamente en este geriátrico fallecieron Carmen, Maria de los Ángeles y Manuela, tres de las cuatro protgonistas del reportaje sobre la gerenación de hierro, que han fallecido durante la pandemia del Coronavirus. 

Ahora, una vez controlada la crisis sanitaria en la residencia, libre de afectados por coronavirus, el departamento que dirige Chakir el Homrani ha decidido no devolver la gestión a Eulen.

El pasado 3 de junio, la Inspección abrió un expediente sancionador a esta compañía por una infracción grave y por cinco muy graves que de considerarse que se han cometido pueden ser sancionadas con multa de 4.000 euros, en el primero de los casos, y de 7.000 euros por cada una de las infracciones muy graves, así como la suspensión total de la prestación de servicios por un período de 4 años por cada una de las infracciones.

Segundo caso

Te puede interesar

En cuanto a la residencia Mossèn Vidal i Aunòs, la intervención y el cambio temporal de entidad gestora se produjo el 7 de mayo, y aunque la afectación está controlada el departamento también ha decidido no devolver la gestión a Eulen hasta la resolución del expediente.

Inspección abrió el 3 de junio el expediente sancionador a Eulen por una infracción muy grave, que en el caso de que se determine cometida, puede ser sancionada con una multa de 7.000 euros, así como la suspensión total de la prestación de servicios durante un período de 4 años. También se le abrió expediente el 17 de marzo por presuntos maltratos a una residente por parte de tres trabajadores del centro, que avanzó este diario.