10 jul 2020

Ir a contenido

CULTURA EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

Libros recomendados para un Sant Jordi confinado

Propuestas de lecturas para regalar este insólito 23 de abril de librerías físicas con la persiana aún bajada

Anna Abella

Libros recomendados para un Sant Jordi confinado

Aunque el coronavirus obligue a un insólito 23 de abril sin librerías abiertas ni libros ni rosas en las calles nada impide elegir lecturas que, pese al confinamiento, están disponibles 'on line' vía distintas fórmulas ideadas por editores y libreros. Ya sea en formato 'e-bookreservando la compra para recogerla cuando las librerías vuelvan a abrir (para evitar poner en peligro de contagio a los mensajeros y demás trabajadores de la cadena con un envío físico) o sí, recibiendo el libro en casa como quien recibe la compra del súper. Bajo estas líneas, sugerencias y recomendaciones para estos días raros, porque no hay que esperar al anunciado Sant Jordi de verano, el próximo 23 de julio, para leer o regalar libros. 

De pandemias 

Si no se tiene suficiente con la sobreinformación del coronavirus no faltan posibilidades. Vía ensayo divulgativo destacan la reedición actualizada de ‘Las grandes epidemias modernas’ (Destino / La Campana), del médico, investigador y escritor catalán Salvador Macip, y ‘El jinete pálido’ (Crítica 2018), donde Laura Spinney disecciona cómo cambió el mundo la pandemia de la gripe de 1918. Con ‘El cuerpo humano’ (RBA), Bill Bryson propone un asombroso viaje a ese increíble engranaje que nos mantiene con vida a la vez que nos hace conscientes de nuetra fragilidad. Desde la llegada de la pandemia a Italia Paolo Giordano, autor de ‘La soledad de los números primos’, escribió febrilmente reflexiones sobre la crisis del covid-19, que ha reunido de forma exprés en ‘En tiempos de contagio’ (Salamandra / Edicions 62) y se pregunta sobre la responsabilidad colectiva e individual, el miedo, la solidaridad, la fragilidad de la sociedad global o el autoritarismo. También los clásicos pueden dar respuestas: ‘Diario del año de la peste’, de Daniel Defoe, en Impedimenta y Alba Editorial, que lo ha recuperado en ‘e-book’, es uno de los más vendidos del confinamiento. 

Letras catalanas 

Tras títulos destacados del último trimestre del 2019 como ‘Míster Folch’ (Empúries), de Adrià Pujol, ‘La teva ombra’ (I Premi Proa), de Jordi Nopca, o ‘Gina’ (L’Altra / Alfaguara), de Maria Climent, la narrativa en catalán no ha podido distribuir, a causa del confinamiento, todas sus apuestas. Algunas, más madrugadoras, ya se habían abierto camino: ‘Boulder’ (Club Editor / Penguin Random House), la esperada segunda entrega del tríptico que Eva Baltasar inició con ‘Permagel’ y cuya protagonista, un espíritu libre y amante de la soledad plantea dilemas sobre la maternidad, la incomunicación, el sexo lésbico y el desamor. El regreso del escritor y pintor de Sueca Manuel Baixauli, ‘Ignot’ (Periscopi), donde el autor de ‘L’home manuscrit’ arma una ficción de creadores fracasados y solitarios genios por descubrir e indaga en egos y vanidades. En terreno de miscelánea con un punto de nostalgia penetra Vicenç Pagès con su ‘Memòria vintage. De l’home a la Lluna a Pulp Fiction’ (Proa), 400 entradas enciclopédicas, y muy personales, con el aroma de los 70, 80 y 90, años que marcaron a su generación, la del ‘baby boom’. Y, en un híbrido entre la novela y la crónica documental, Núria Cadenes reivindica en ‘Guillem’ (Amsterdam) el caso de Guillem Agulló, joven antifascista e independentista asesinado por neonazis en 1993. 

Narrativa en castellano 

Varias son las voces femeninas que bucean en el pasado. Almudena Grandes rescata la historia real de Aurora Rodríguez, encerrada en un manicomio del franquismo por asesinar a su superdotada hija, en ‘La madre de Frankenstein’ (Tusquets), quinta entrega de su serie galdosiana ‘Episodios de una guerra interminable’. A través de ‘La forastera’ (Alfaguara), un wéstern contemporáneo, Olga Merino se interroga sobre el desarraigo, la España vacía, los orígenes campesinos y el peso de la familia. Y en la memoria de la guerra civil, entrelazando crónica negra y política, se adentra Marta Sanz con 'pequeñas mujeres rojas' (Anagrama), cuya protagonista llega un verano a un pueblo mesetario para desenterrar huesos y buscar fosas comunes de asesinados por el franquismo. En el presente ancla Raquel Taranilla su debut en la novela, ‘Noche y océano’ (Premio Biblioteca Breve; Seix Barral), parodia sobre el exceso de información y la exhibición del consumo compulsivo de cultura, que parte de la desaparición del cráneo de F.W. Murnau, director de ‘Nosferatu’. Y un adiós novelístico: tras ganar el Nacional de las Letras 2019, Bernardo Atxaga firma ‘Casas y tumbas’ (Alfaguara), historias cruzadas hilvanadas por la amistad y llenas de emociones y secretos.  

Otras fronteras 

La tercera novela de la Nobel polaca Olga Tokarzuck, ‘Un lugar llamado Antaño’ (Anagrama / Proa), usa el realismo mágico para viajar por la historia del siglo XX a través de personajes singulares y excéntricos de un pueblo imaginario. Por el Oeste americano transita, rompiendo las fronteras del wéstern, el argentino criado en Estocolmo y afincado en Nueva York Hernán Díaz, quien en ‘A lo lejos’ (Impedimenta / ‘A l’horitzó’, Periscopi) sigue la odisea de un sueco que busca a su hermano perdido y aprende a sobrevivir en soledad; finalista del Pulitzer y del PEN/Faulkner.  Otro inmigrante que llega a Estados Unidos, aquí un joven vietnamita que asume su homosexualidad, protagoniza ‘En la Tierra somos fugazmente grandiosos’ (Anagrama), donde Ocean Vuong indaga sobre la identidad. De Nórdica son dos infalibles propuestas ligadas a la segunda guerra mundial, ‘El hijo perdido’, de Marghanita Laski, sobre un soldado inglés que busca en la Francia de posguerra a un niño perdido, y 'Un hijo de nuestro tiempo', novela póstuma y premonitoria de 1938 de Ödon Von Horváth, sobre otro soldado, en este caso alemán. Sin salir de Centroeuropa, pero unos años antes, un clásico de 1932, obra maestra de Joseph Roth, ‘La marcha Radetzky’ (Alba y Alianza), que narra la decadencia de un imperio, el de los Habsburgo, a través de tres generaciones de una familia. 

Entre crímenes

Eterna candidata al Nobel, entre la amplia obra de Joyce Carol Oates brillan incursiones en el ‘thriller’ psicológico como ‘Persecución’ (Gatopardo), donde secretos y pesadillas de su infancia vuelven a caer sobre la protagonista, que al día siguiente de su boda acaba en el hospital tras ser atropellada. También en esta rama del suspense que popularizaron 'Perdida' y 'La chica del tren' se mueve el debut de la terapeuta noruega Helene Flood, 'La psicóloga' (Planeta / Columna)’. En paralelo al ‘boom’ surcoreano de la oscarizada ‘Parásitos’ emergía una novela negra con aires murakamianos, ‘Los planificadores’ (Maeva / Univers), donde Un-su Kim descubre a quienes manejan los hilos del crimen en el submundo de Seúl. Más cercano geográficamente es el homenaje a una época desaparecida del cine que Pere Cervantes rinde en 'El chico de las bobinas' (Destino), cruce de ‘thriller’ de espionaje y memoria de la posguerra franquista en Barcelona. De crímenes y criminales en la capital catalana, cometidos entre 1890 y 1956, se ocupa el recorrido ilustrado ‘Barcelona en negre’ (Albertí), de Mercè Balada, y en uno de 1835, se basa la novela de Marcel Fité ‘La veritable història del llibreter assassí de Barcelona' (Edicions de 1984).   

Fantásticos y superventas 

‘Best-seller’ en novela histórica, Santiago Posteguillo cierra con ‘Y Julia retó a los dioses’ (Planeta) la bilogía de la emperatriz y esposa de Septimio Severo, una vida en la Roma imperial que nada tiene que envidiar a ‘Juego de tronos’. Y con 'Un poco de odio’ (Runas), también épica, violenta y cruel, pero en el terreno de la fantasía y ecos de ‘Los Miserables’, estrena trilogía otro superventas, Joe Abercrombie. Sin salir del fantástico y la ciencia ficción, pero visibilizando y rompiendo una lanza por 15 creadoras del género en catalán, Ricard Ruiz Garzón dirige la antología de relatos ‘Extraordinàries. Noves autores de l’insòlit’ (Males Herbes). Y, en un futuro en el que quizá ya estemos instalados sin saberlo, avalado tras vender medio millón de ejemplares en Alemania, ‘QualityLand’, de Marc-Uwe Kling (Tusquets / Periscopi), sátira distópica, inquietante y visionaria sobre un mundo ‘perfecto’ donde los poderosos algoritmos hacen realidad todos los caprichos del ciudadano. 

Vidas y memorias

En el terreno autobiográfico destaca ‘Blanco’ (Penguin Random House), polémicos ensayos vestidos de autorretrato de Breat Easton Ellis, donde el provocador autor de ‘American Psycho’ y emblema de la generación X opina sobre la cultura y la política actual. Más introspectivo es el cruce de memorias y reflexiones sobre el duelo por su padre fallecido que Toteking, leyenda del rap y acérrimo antifascista, trenza en ‘Búnker’ (Blackie Books), apadrinado intelectualmente por Enrique Vila-Matas, que firma el prólogo. También Joan F. Mira presenta ‘Tots els camins’ (Proa), segunda entrega de sus memorias con una joven mirada fascinada por Roma. Dos escalofriantes testimonios destacan entre las memorias de la época nazi, la de la poética y cortante pluma de la escritora y resistente francesa Charlotte Delbo desde su encierro en Auschwitz, ‘Ninguno de nosotros volverá’ (Libros del Asteroide / Club Editor), y ‘Corazón solitario’ (Ediciones del Viento), las memorias inéditas, acompañadas de impactantes acuarelas, de un joven soldado alemán contrario a Hitler que sufrió la crudeza del frente, hiladas y contextualizadas por el periodista Tom Buk-Swienty. No menos terrible es ‘La condesa sangrienta’ (Wunderkammer) novela de Valentine Penrose que profundiza en la vida de la aristócrata húngara Erzsébet Báthory, que en el siglo XVI asesinó a más de 600 doncellas para bañarse en su sangre como elixir de juventud. También Antonio Scurati usa la ficción para mostrar a Mussolini en ‘El hijo del siglo’ (Premio Strega, Alfaguara). 

En clave ensayística

Este 23 de abril Joan Margarit debía recoger el Premio Cervantes, acto aplazado por el coronavirus. Mientras Austral y Labutxaca reúnen ‘Todos los poemas’, la prosa reflexiva del popular bardo catalán, sobre la poesía, la vida, el amor, la pérdida o la soledad, inunda los ensayos de ‘Poética’ (Arpa / Empúries). No menos lúcida es la filosofía de vida que el escritor George Saunders vierte en ‘Felicidades, por cierto’ (Seix Barral), donde defiende los buenos valores, la amabilidad, el amor y la compasión ante estos tiempos inciertos y en una sociedad egoísta e individualista. Sobre la pervivencia de valores similares, de los que busca su origen en el cristianismo, visto como revolucionario y transformador, trata el historiador Tom Holland en ‘Dominio’ (Ático de los libros). Desde otra perspectiva y con una feroz crítica a Trump y a los negacionistas del cambio climático, el Nobel de Economía Paul Krugman analiza los retos para construir un futuro mejor en ‘Contra los zombis’ (Crítica). A caballo entre el ensayo y la crónica, diseccionando el eterno conflicto entre Israel y Palestina, el periodista y excorresponsal de EL PERIÓDICO en Oriente Próximo y EEUU Joan Cañete Bayle se coloca del lado de los derechos humanos en ‘Muro de bosques y tumbas’ (Lengua de trapo).

La segunda guerra mundial sigue siendo una mina. 25.000 civiles murieron en el bombardeo aliado sobre Dresde el 13 de febrero de 1945 y el británico Sinclair McKay reconstruye minuciosamente aquellas horas terribles e indaga en las claves militares y geopolíticas que las originaron en ‘Dresde’ (Taurus). En otra investigación, 'Las 999 mujeres de Auschwitz' (Roca / Comanegra), Heather Dune Macadam rastrea a las primeras jóvenes judías deportadas desde Eslovaquia, mientras que el historiador Miguel Martorell aborda el saqueo de arte del Tercer Reich y el papel de España en ‘El expolio nazi’ (Galaxia Gutenberg). 

Para desengrasar y para que mientras dure el confinamiento no olvidemos todo aquello que por insólito que parezca puede ofrecer la capital catalana, desde practicar el lanzamiento de hachas a buscar vino de lágrimas de unicornio en un súper friki o comer hamburguesas de 17 kilos, ‘Barcelona increíble’ (B), un centenar de crónicas que la periodista Ana Sánchez ha regalado en la sección ‘Barceloneando’ de este diario.     

Entre viñetas 

La viñeta ya había lanzado el grueso de su artillería cara al suspendido Cómic Barcelona. Aún con el buen sabor de boca que brindaba estas navidades Norma con ‘El Buscón en las Indias’, la picaresca aventura de Alain Ayroles y Juanjo Guarnido ('Blacksad'), la editorial ofrece ya en venta anticipada novedades como ‘Orwell’, ambiciosa biografía del visionario autor de ‘1984’, de Pierre Christin y Verdier. Justo antes del confinamiento Astiberri lanzaba ‘La cólera’, llamado a ser uno de los cómics del año, obra sorprendente de los premios nacionales Santiago García y Javier Olivares que busca ecos de los problemas de hoy en la homérica ‘Ilíada’ mostrando que los europeos somos hijos de la ira de Aquiles. A una Tierra futura viajan los argentinos Diego Agrimbau y Lucas Varela con ‘El humano’ (La Cúpula), ciencia ficción que aporta una oportuna reflexión sobre la necesidad de reiniciar a la humanidad para alumbrar un esperanzador nuevo orden. Su compatriota Jorge González (‘Fueye’) explora la genealogía familiar a través de su abuelo, futbolista del Racing Club de Avellaneda, cuyo apodo, Llamarada, da título en ECC a una mayúscula reflexión sobre el amor y los lazos paternofiliales. Con barniz policiaco, Posy Simmonds satiriza en ‘Cassandra Darke’ (Salamandra) el esnobismo británico a través del declive de una antipática anciana galerista, en cuya vida irrumpe la joven hija de su ‘ex’. De Reservoir Books llega lo nuevo de Aleix Saló (‘Españistán’), denuncia sin complejos de la ultraderecha en ‘Todos nazis’ (también en catalán).

Ello sin olvidar el trabajo de Claudio Stassi versionando ‘La ciudad de los prodigios’, (Planeta Cómic) de Eduardo Mendoza; el clásico paródico de Massimo Mattioli ‘Squeak the mouse’ que llega de la mano de la editorial Fulgencio Pimentel, o el de Lynda Barry y su autobiográfico ‘Mis cien demonios’ que trae Reservoir Books; ni el segundo volumen de ‘Spirou. La esperanza pese a todo’, donde Émile Bravo continúa en Dibbuks su brillante visión de personaje durante la ocupación nazi.  

Niños y jóvenes

Además de un buen puñado de tebeos para hacer de los chavales unos amantes del cómic, y de propuestas surgidas estos días para los más pequeños, algunas claves más: estar confinados nos da una nueva percepción del paso del tiempo y ‘El Petit Menjatemps’ (+5 años, La Galera) es una simpática propuesta para pensar en ello; es el debut infantil de Llucia Ramis, ilustrado por Gabriel Salvadó. Otro estreno, pero en juvenil, y casi premonitorio y no menos inquietante, ha sido el de Álvaro Colomer con ‘Ahora llega el silencio’ (Montena; Premio Jaén), que presenta una Barcelona apocalíptica en la que un virus ha exterminado a los adultos, dejando un mundo esclavizado por adolescentes. Concienciar a los niños y abrirles los ojos a temas como la guerra, los refugiados o el racismo a la vez que se potencian valores como la esperanza o la amistad equilibrando las dosis de drama con sentido del humor es un reto que superan títulos como ‘La crónica de Ivo Cukar’, de David Nel·lo (con el que ganó el Edebé infantil tras lograr el último Premi Sant Jordi con ‘Les amistats traïdes’), o ‘Boom’ (Montena; cast. y cat.; +7 años) de Ximo Abadía (autor de ‘Frank’, premio Llibreter 2018).