Asamblea Ciudadana para el Clima

10 propuestas ciudadanas contra la crisis climática

  • Jornadas laborales de cuatro días, incentivos para el teletrabajo y asignaturas de educación ambiental en las escuelas: estas son las medidas que propone la Asamblea Ciudadana para el Clima para crear un mundo más sostenible

Superilla en el barrio de Sant Antoni de Barcelona.

Superilla en el barrio de Sant Antoni de Barcelona. / FERRAN NADEU

5
Se lee en minutos
Valentina Raffio
Valentina Raffio

Periodista.

Especialista en ciencia, salud y medio ambiente.

Escribe desde Barcelona.

ver +

Hace poco más de un año, un centenar de personas escogidas al azar se reunieron para debatir sobre qué podemos hacer para frenar la crisis climática. Sobre las medidas, los cambios y también las renuncias que ciudadanos, empresas, administraciones y gobiernos deben adoptar para salvaguardar la salud del planeta y de sus habitantes. Tras un largo debate, la bautizada como Asamblea Ciudadana para el Clima (ACC) ha forjado 172 recomendaciones para hacer frente a la crisis climática, ecológica y social.

Noticias relacionadas

Las propuestas abordan temáticas tan diferentes como el diseño (o rediseño) de las ciudades hasta peticiones como reducir la jornada laboral, incentivar el teletrabajo para reducir el número de desplazamientos o incluir asignaturas de educación ambiental en las escuelas. El paquete de propuestas y peticiones ha sido presentado ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. 

Estas son 10 líneas estratégicas que se reflejan en el primer informe de la Asamblea Ciudadana para el Clima para hacer frente a la crisis climática.

Ciudades más sostenibles

Las ciudades deben adaptarse para hacer frente a la crisis climática. Por un lado, los ciudadanos reclaman "promover un diseño urbano más sostenible y saludable" en el que, por ejemplo, se aumenten las zonas verdes, se reduzca el número de coches y se incentive la peatonalización del centro de las ciudades. Por otro lado, también se recomienda adaptar las actuales infraestructuras al avance de la crisis climática. Por ejemplo, con ayudas públicas para acondicionar las viviendas (especialmente aquellas en situación de vulnerabilidad) para que las familias puedan resistir a los extremos climáticos como las cada vez más intensas olas de calor. 

Menos aviones y más transporte público

El sector del transporte destaca como uno de los más contaminantes del globo. Por eso mismo, los ciudadanos reclaman medidas como minimizar los vuelos domésticos en España cuando haya alternativas en tren, facilitar la compra de vehículos menos contaminantes y promover los carriles bici seguros en las ciudades. También se pide potenciar el uso del transporte público con medidas como mejorar la frecuencia y la conectividad y abaratar el precio del servicio. 

Teletrabajo y jornada laboral de 4 días

La lucha contra la crisis climática también pasa por "impulsar un cambio de cultura empresarial", destacan desde la Asamblea Ciudadana por el Clima. Los ciudadanos reclaman medidas en el ámbito laboral como, por ejemplo, racionalizar los horarios de trabajo, reducir la jornada laboral a cuatro días (o 32 horas a la semana), incentivar el teletrabajo para reducir los desplazamientos o adaptar la rutina de trabajo durante los días de extremos climáticos (ya sean tormentas u olas de calor extremo). 

Dieta mediterránea (y más vegetal)

Los ciudadanos piden "fomentar el regreso a una dieta mediterránea basada en alimentos de cercanía y de bajo impacto ambiental" donde haya un "equilibrio" en el consumo de proteína animal y vegetal. En este sentido, también se reclama un "cambio en el modelo de producción" para incentivar la ganadería extensiva y ecológica, así como la pesca artesanal y de temporada.

Menos contaminación

La ciudadanía reclama una lucha integral frente a todas las fuentes de contaminación que afectan a la salud de las personas y de los ecosistemas. Entre las peticiones más repetidas destaca, por ejemplo, la demanda para reducir la polución atmosférica en las grandes ciudades y garantizar que los ciudadanos puedan respirar un aire limpio. También se demandan medidas específicas para reducir la contaminación acústica y lumínica de las grandes metrópolis. 

Educación ambiental

Para entender la gravedad de la crisis climática y la necesidad de tomar medidas, los ciudadanos proponen aumentar la educación y la información sobre este tema. Por ejemplo, poniendo en marcha una asignatura sobre cambio climático en las escuelas e institutos, impulsando formaciones específicas sobre educación ambiental en las diferentes etapas educativas o incluyendo la perspectiva medioambiental en diferentes asignaturas. También se plantea impulsar campañas informativas impactantes sobre los efectos de la crisis climática "como en su momento lo fueron las campañas de la DGT" sobre los accidentes de tráfico. 

Productos de kilómetro cero

Con el objetivo de reducir la huella ecológica de diferentes productos, los ciudadanos reclaman incentivar la producción y el consumo local en todos los sectores; desde la alimentación hasta la industria textil. El incentivo a los productos de kilómetro cero también debería estar acompañado de medidas como, por ejemplo, la obligación para que todas las grandes superficies incluyan un porcentaje mínimo de bienes locales en sus establecimientos. O la creación de un sistema de etiquetado "fiable y accesible que aporte información clara, concisa y transparente sobre el impacto climático" de los productos

Reducción de residuos

La asamblea ciudadana reclama medidas para reducir los residuos a todos los niveles. De cara a los consumidores, por ejemplo, se pide promover una compra responsable para evitar al máximo los desperdicios. En cuanto a los productores, también se reclama medidas para reducir la cantidad de envases. Y en relación a las administraciones, se demanda una mejor gestión de los residuos municipales

Transición justa

Uno de los grandes lemas del movimiento ecologista es el de una transición ecológica que no deje a nadie atrás. Siguiendo esta premisa, la asamblea ciudadana pide crear medidas de protección social para acompañar este proceso. Por ejemplo, para crear planes específicos para colectivos especialmente vulnerables a los extremos climáticos. O para atender a las personas afectadas por desplazamientos provocados por esta crisis global. 

Cambios legislativos

Muchas de las propuestas ciudadanas para hacer frente a la crisis climática deben ir acompañadas de cambios legislativos. Por eso mismo, la Asamblea Ciudadana por el Clima pide crear "un pacto de estado para la actuación ante el cambio climático" que incluya, entre otros, "una reforma fiscal verde" o el compromiso de que "ninguna partida presupuestaria dañe el medio ambiente". O desarrollar una nueva legislación para proteger los ecosistemas (y condenar los ecocidios).