Ir a contenido

NUEVA LEGISLATURA EN BCN

Colau cuelga el lazo amarillo en el Ayuntamiento de Barcelona

BComú pregunta a los grupos sobre el símbolo independentista, que ha regresado a la fachada sin que la medida haya sido votada

El Periódico

El lazo amarillo, colgado de nuevo en el Ayuntamiento de Barcelona, el 17 de junio.

El lazo amarillo, colgado de nuevo en el Ayuntamiento de Barcelona, el 17 de junio. / RICARD CUGAT

Ada Colau ha colgado a primera hora de la tarde el lazo amarillo en el Ayuntamiento de Barcelona. Esta mañana los grupos políticos han celebrado una reunión con el secretario del ayuntamiento para tratar cuestiones de procedimiento sobre el nuevo mandato municipal tras las elecciones del 26-M. Al término del encuentro, la número dos de BComú, Janet Sanz, ha preguntado a los grupos sobre la cuestión del lazo amarillo y al constatar que la mayoría estaba a favor de volver a colocar el símbolo independentista ha anunciado que se colocaría en las próximas horas.

El PSC ha denunciado que esta cuestión debería de haberse tratado en la Junta de Portavoces, mientras que el concejal del PP, Josep Bou, ha anunciado estar dispuesto a escalar la fachada para retirar el lazo, como porometió en campaña. Bou ha invitado a Colau a que si quiere se cuelgue el lazo en su solapa o en casa y reclama a Collboni que demuestre la fuerza de sus votos e impida que se use la fachada del ayuntamiento para la causa independentista.

 El PSC no quiere el lazo    

Está mañana, el líder del PSC en Barcelona, Jaume Collboni, ha anunciado que los socialistas votarán en contra de volver a colgar un lazo amarillo o una pancarta en apoyo de los dirigentes independentistas presos en la fachada del Ayuntamiento de la capital catalana. En declaraciones a TV-3, y dos días después de la investidura de Ada Colau como alcaldesa, Collboni ha argumentado que sería "un error" colgar en el balcón símbolos que no tienen el consenso amplio del consistorio.

En clave de gobierno, el dirigente socialista ha apostado por priorizar los contactos con ERC para buscar acuerdos para gobernar la ciudad: "Estamos obligados a buscar acuerdos y en principio miraremos hacia ERC". Este guante no lo ha recogido Ernest Maragall, que ha afirmado que ve "muy difícil" entenderse con el PSC.

El domingo, tras la investidura Colau se mostró partidaria de volver a colgar el lazo amarillo en la fachada del ayuntamiento, símbolo que fue retirado el pasado marzo por orden de la Junta Electoral Central

Colau propone volver a colocar el lazo amarillo en la fachada del Ayuntamiento de Barcelona. / JORDI COTRINA (VÍDEO: EFE)

Sobre esta propuesta, Collboni, que ha calificado el lazo amarillo de "símbolo divisorio", ha explicado que el PSC votará en contra en la reunión de la Junta de Portavoces. "El ayuntamiento es la casa de todos y debe ser neutral des de el punto de vista partidista y político", ha defendido.

El dirigente socialista ha lamentado las "escenas muy desagradables" que se vivieron en sábado en la plaza de Sant Jaume durante el pleno de investidura, en que independentistas y colauistas se increparon, hubo insultos machistas a las concejales 'comuns' una botella estuvo a punto de alcanzar a Colau.