Ir a contenido

TENSIONES EN LAS INVESTIDURAS DE ALCALDES

Jordi Cañas, atacado por la espalda con pintura amarilla

El dirigente de Cs denuncia el "acto cobarde" y lo compara con cómo marcaban los nazis a los judíos

En la plaza de Sant Jaume, a Colau y Collboni casi les alcanza una botella lanzada por independentistas

El Periódico

Así quedó la chaqueta de Jordi Cañas tras el ataque con pintura amarilla. 

Así quedó la chaqueta de Jordi Cañas tras el ataque con pintura amarilla.  / TWITTER @JORDI_CANYAS

La tensión marcó este sábado algunas de las investiduras de alcaldes en Catalunya. Uno de los episodios de este clima crispado entre independentistas y no independentistas lo vivió el dirigente de Ciudadanos Jordi Cañas, que fue víctima de un ataque por la espalda con pintura amarilla. Según ha explicado vía Twitter, ciudadanos anónimos le lanzaron por la espalda pintura amarilla a la chaqueta, que quedó como se aprecia en la imagen. Luego, los vándalos salieron corriendo.

Cañas ha comparado el ataque con cómo marcaban los nazis a los judíos, lo interpreta como una amenaza y ha advertido de que no le amedrentarán. "Tirarte pintura amarilla por la espalda no solo es un acto cobarde, sino que es una advertencia. Hoy es pintura, pero otro día quién sabe", ha afirmado.

La tensión también se vivió en la plaza de Sant Jaume, donde independentistas y colauistas se increparon mientras en el interior del ayuntamiento Ada Colau tomaba posesión del cargo de alcaldesa con el apoyo del PSC y de Manuel Valls, hecho que no ha sentado nada bien a ERC y a JuntsXCat. Aunque mayoritariamente la cosa fue de palabras ("traidores", "3%", "Colau es un frau", "Bye, bye Maragall" o "Puigdemont, el nostre 'president'), hubo a quien se le fue la mano y lanzó una botella que a punto estuvo de alcanzar a Colau y a Jaume Collboni durante el paseo del ayuntamiento al Palau de la Generalitat. Un paseo que la comitiva municipal tuvo que hacer entre grandes medidas de seguridad.

Las redes sociales se han hecho eco de la crispación vivida en la plaza de Sant Jaume: