Ir a contenido

PODEROSA 'RENTRÉE' LITERARIA

Guía de los libros que nos esperan a la vuelta del verano

Autores como Haruki Murakami, Irvine Welsh, Eduardo Mendoza, Martas Rojals o George R. R. Martin, en las novedades del nuevo curso

Elena Hevia

Haruki Murakami.

Haruki Murakami. / JORDI BEDMAR

Pueden estar revueltos los tiempos en lo que se refiere a la política y la vuelta a la rutina puede llevarnos a la consabida ‘depre’ posvacacional pero para aliviar tensiones (o no) siempre nos quedarán los libros. La relajante, exigente o adictiva lectura. La oferta del nuevo curso es variada y está cargada de promesas. Pesos pesados como Haruki Murakami, Irvine Welsh, Joan Didion o Henning Mankel se dan la mano con los deseados Eduardo Mendoza o Marta Rojals. El mayor problema será decidirse solo por unos pocos.

Para devoradores de páginas

El nuevo curso empieza pronto. A finales de agosto, sin que nos hayamos quitado todavía la arena de las chanclas, se podrá adquirir ya la esperada tercera novela de Marta Rojals, ‘El cel no és per a tothom’ (Anagrama), historia familiar que recorre cuatro décadas de la historia reciente. Esos mismos postulados, el retrato social, también guían a Eduardo Mendoza con ‘El rey recibe’ (Seix Barral), la primera entrega, a principios de septiembre, de una trilogía titulada ‘Las tres leyes del movimiento’ y marcada por su peculiar sentido del humor.

Eduardo Mendoza / JOSÉ LUIS ROCA

Habrá que esperar a octubre para degustar el primer volumen de 'La muerte del comendador' de Murakami (Tusquets /Empúries), novela inquietante como todas las suyas que gravita alrededor de un cuadro oculto sobre la ópera ‘Don Giovanni’ de Mozart. Tras el éxito de 'La ladrona de libros' en el 2005, no supimos nada del australiano Markus Zusak; más de una década más tarde resurge con 'El puente de Clay' (Lumen), que es también una saga familiar. Y con 'Súplica al mar' (Salamandra / Ed. 62) el afgano-estadounidense Khaled Hosseini reitera su comprometido mensaje humanista en una historia a favor de los refugiados sirios. Y, tachán, en noviembre y mientras no llegan las dos últimas entregas que cerrarán la saga más esperada de George R. R. Martin, bueno será consolarse con la precuela ‘Fuego y sangre. 300 años antes de Juego de Tronos’, primera parte de un bilogía que indaga en las raíces de la casa Targaryen, que esta vez será publicada por Plaza.  

Para visionarios e iconoclastas

El sello Impedimenta ha decidido recuperar la novela del único premio Nobel de Literatura del continente australiano, el muy recomendable Patrick White, ausente desde hace décadas de las librerías españolas: ‘Voss’ relata la historia real de un naturalista alemán desaparecido en el feroz desierto austral en el siglo XIX. La última del salvaje Irvine Welsh, 'Un polvo en condiciones' (Anagrama, en septiembre), ambientada de nuevo en Edimburgo, promete incesto, violación y necrofilia en una novela solo apta para paladares aguerridos. También impactante pero más sofisticada es ‘Nada de nada’ de Hanif Kureishi (Anagrama), que traza un perverso triángulo amoroso entre un viejo cineasta achacoso que desde una silla de ruedas contempla cómo su mujer se lo monta con un crítico de cine.

Irvine Welsh / joan puig

Para amar (mucho más) las letras norteamericanas

Dicen los números que los españoles somos los europeos que más caso hacemos a los escritores estadounidenses. La cosecha en esta ocasión viene abundante. Encabezan la lista dos señoras escritoras. Como la rescatada Lucia Berlinen una nueva recopilación de cuentos, 'Una noche en el paraíso' (Alfaguara), que quizá no sean los mejores pero ningún relato de la Berlin es malo. La otra es la estilosa, concisa y directa Joan Didion que a sus 83 años ha ido seduciendo el corazón de los lectores en España y ocupando el lugar que se merece (atención al documental sobre su figura que puede verse en Netflix). 'Sur y Norte' es rescate necesario. Y si pensaba que Siri Hustvedt es buena ensayista hará bien en leer 'Todo cuanto amé' (Seix Barral / Ed. 62), la mejor de sus novelas que ahora se reedita.

Lucía Berlin.

'Monglow' (Catedral) recupera a Michael Chabon, premio Pulitzer apasionado de los cómics y la cultura pulp, a quien habíamos perdido el rastro en los últimos tiempos. En la misma liga, pero en el lado más salvaje, se encuentra Chuck 'El club de la lucha' Palahniuk, autor que pese a haber perdido buena parte de su chispa original sigue teniendo sus fans que se lanzarán en picado sobre los relatos ‘Invéntate algo’ (Random House).

Para creer (todavía) en Europa

La literatura europea viene cargada de ambición y grandes obras. Si creía que con 'Solenoide' había alcanzado la cumbre el gran escritor rumano Mircea Cartarescu, espere a adentrarse en 'Cegador: El ala izquierda' (Impedimenta). Es la primera parte de una trilogía en forma de mariposa (sí, ha leído bien) con elementos circenses, muertos vivientes, ángeles bizantinos, sectas secretas y gitanos adictos a las amapolas, todo ello aliñado con el material con el que se construyen los sueños. Tampoco le falta ambición al austriaco Robert Menasse que con la satírica 'La capital' (Seix Barral) gustará a los seguidores de series como ‘Borgen’ o ‘House of cards’. Si tenían fe en la UE, con esta lectura se acaba. Se prodiga muy poco el escurridizo premio Goncourt Jonathan Littell que en ‘Una vieja historia. Nueva versión' (Galaxia Gutenberg) reescribe como novela un texto breve de apenas dos capítulos del 2012 .  

Henning Mankell.

También hay que prestar atención a dos nórdicos: Tom Kristensen, danés fallecido en los 70, autor del novelón existencialista ‘Devastación’(Errata Naturae), a quien Knausgard considera su maestro, y Kjell Askildsen que con los relatos agrupados en No soy así’ (Nórdica) derrocha prosa gélida que logra captar las emociones a base de contención. El capítulo europeo se cierra con ‘El reino’ del portugués Gonzalo M. Tavares (Seix Barral), ‘El hombre de la dinamita’ (Tusquets), recuperación de la primera novela de Henning Mankel, los poemas escogidos de W. H. Auden ‘Un altre temps’ (Ed. de 1984) y ‘El cuaderno del año del Nobel’ de José Saramago, nueva exhumación de los cajones del autor en el vigésimo aniversario de su recepción del premio de la Academia sueca.

Para estar a la última de aquí

Los autores catalanes apuestan por los textos breves. 12+1 son los nuevos cuentos de Sergi Pàmies, ‘L’art de portar gabardina’ (Quaderns Crema), en los que demuestra, una vez más, que la ligereza no está reñida con la profundidad. Vicenç Pagès Jordà ha seleccionado, revisado y ordenado de nuevo sus relatos escritos a lo largo de 20 años en el volumen 'Exorcismes' (Empúries), donde prima su prosa acerada y precisa y su sentido del humor tragicómico. También son relatos, 15, y muy sutiles los que ha reunido Natàlia Cerezo en ‘A les ciutats amagades’ (Rata, también en castellano).

Vicenç Pagès Jordà.

En octubre llegará ‘Borja Papa’ (Proa), recreación novelística del nada santo pontífice, de la mano de Joan Francesc Mira, decidido a separar las luces y las sombras del personaje. Un mes antes el mismo sello publicará ‘Per tenir casa cal guanyar la guerra’, memorias de infancia de Joan Margarit, el poeta más leído de la literatura catalana.

Para estar a la última de allá

Santiago Lorenzo / JORDI COTRINA

Hay un universo ingenuo y patético, heredero del humor de Rafael Azcona, en  Santiago Lorenzo, antaño director de cine ('Mamá es boba'), que publicará su cuarta novela, 'Los asquerosos' (Blackie Books), radiografía de un tipo solitario que descubre los beneficios de no necesitar nada y a nadie. En octubre también aparecerá ‘Feliz final’ de Isaac Rosa (Seix Barral), que por una vez aparca los temas sociales para centrarse en el ascenso y caída de una pareja, relatada desde el final hasta el principio. Antes podrá leerse 'Mudar de piel' (Anagrama), de Marcos Giralt Torrente, que tras el bombazo que supuso la novela autobiográfica 'Tiempo de vida' se ha dedicado exclusivamente al relato. En la liga de los autores en castellano que hay que leer se sitúa la exploradora de la inquietud Sara Mesa y su 'Cara de pan' (Anagrama).

Para estar a la última de acullá

Las letras latinoamericanas traerán a Samanta Schweblin, quizá la mejor autora argentina del momento, con su novela 'Kentukis' (Random House), con ecos de ciencia ficción y, sobre todo, al llorado maestro Ricardo Piglia que utilizó al detective protagonista de su novela 'Blanco nocturno' para armar una serie de cuentos con perfume policiaco en el póstumo ‘Los casos del comisario Croce’ (Anagrama). También de Argentina viene el dramaturgo Javier Daulte, metido en 'El circuito escalera' (Alfaguara) en labores de narrador.

Para iluminar a las mujeres

Justo es reconocer a aquellas que abrieron los caminos por donde ahora pasan tantas y tantas. De ahí que Acantilado recupere una de las novelas más carismáticas de la francesa Colette, ‘Cherie’, que con tintes autobiográficos retrata el amor entre una mujer madura y un adolescente. Algo parecido es lo que hace Elvira Lindo en ‘30 maneras de quitarse el sombrero’ (Seix Barral), donde recrea diversas rebeliones femeninas, pioneras del feminismo antes de la guerra civil, como Maruja Mallo, Margarita Manso y Concha Méndez, para acabar con un retrato de su propia construcción.

‘Roedores y cuerpo de embarazada sin embrión’ (Random House) es un relato autobiográfico de la ilustradora Paula Bonet, mientras que la francesa Laetitia Colombani reúne tres historias femeninas en ‘La trenza’ (Salamandra) y la italiana Donatella di Pietrantonio se centra en una, la de una mujer que fue adoptada, en 'La retornada' (Duomo).  Sin olvidar a dos veteranas que saben conectar con las lectoras como Gemma Lienas ('El fil invisible', Ed. 62) y Care Santos ('Tot el bé i tot el mal', Columna).

Para no asustarse (o sí) ante la violencia

Los platos fuertes en lo que se refiere a novela negra vendrán en octubre. Como ‘Después de la caída’ (Salamandra), con la que el autor de ‘Mystic River’ y ‘Shutter Island’, Dennis Lehane, sirve un ‘thriller’ psicológico en el más puro estilo Hitchcock sobre una mujer que duda de su propia cordura. Otra apuesta segura es Hilary Mantel que en ‘La jaula de cristal’ (Destino) ha hecho una pausa en la novela histórica para firmar un 'domestic noir' inspirado en las vivencias de la autora en Arabia Saudí en los años 80. Y junto a ella, el superventas Michael Connelly estrena protagonista, Renée Ballard, una mujer detective de Los Ángeles, en ‘Sesión nocturna’ (AdN). En el mismo sello, ‘La huella de la noche’ de Guillaume Musso confirma la excelente salud de la novela negra francesa. Reservoir Books y Proa rescatan ‘El heredero’, un Jo Nesbo no protagonizado por Harry Hole.

Michael Connelly / CHRISTIAN MORALES

La narcoliteratura del mexicano Elmer Mendoza volverá a ponerse a punto en 'Asesinato en el parque de Sinaloa' (Random House) y el mallorquín Sebastià Bennasar sirve una novela de espionaje con trasfondo nazi en Hotel Metropole (Columna).

Para preguntarse sobre el mundo

El británico Philip Hoare, que ya nos transportó con el ensayo ‘Leviatán o la ballena’, zarpa de nuevo con ‘El alma del mar’ (Ático de los Libros). Tras 'Sapiens' y 'Homo deus', el historiador israelí Yuval Noah Harari vuelve a radiografiar nuestra realidad (Trump, el islam, las noticias falsas, entre otras) con '21 lecciones para el siglo XXI' (Debate / Ed. 62), candidato a ser uno de los libros más vendidos de este año y del que viene. 'Breus respostes a les grans preguntes' (Columna) recoge una cuidada selección de cartas con las que el desaparecido Stephen Hawking disipaba las dudas primordiales sobre el futuro de la humanidad. 

Temas: Libros

0 Comentarios
cargando