Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"¿Cuándo se tomarán en serio las consecuencias producidas por la contaminación acústica?"

Manifestación contra el ruido en la plaza de Sant Jaume, en junio pasado.

Manifestación contra el ruido en la plaza de Sant Jaume, en junio pasado. / JORDI COTRINA

De cínicas como poco se podrían calificar las declaraciones de la semana pasada de Jaume Collboni cuando hablaba de endurecer y aumentar las sanciones a los ciudadanos incívicos que produzcan molestias con el ruido a sus conciudadanos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Las ordenanzas municipales de los ayuntamientos, que básicamente son las mismas copiadas unos a otros, equiparan todo tipo de ruidos molestos, por ejemplo los efectuados por obras de reformas, que son necesarios e inevitables, con cualquier otro elemento acústico evitable e innecesario como puede ser la música. Ni siquiera incluyen ni distinguen los modernos 'home cinema' que, a un volumen permitido por las ordenanzas municipales, puede resultar muy molesto y desconcertador.

Los ayuntamientos permiten esto para evitarles molestias y conflictos a ellos, aunque aumenten entre los vecinos, pues cuando les llamas por estos motivos nunca acuden: ojos del Consistorio la contaminación acústica se ve como un delito menor y no está equiparado con otros de igual gravedad, aunque puedan acabar en otros delitos muchos más graves.

Por suerte, en estos últimos años hay iniciativas privadas que valoran y colocan en su lugar el derecho de la ciudadanía al descanso, como el vagón del silencio en el tren AVE, y comprar con menos ruidos de megafonía en una gran cadena de hipermercados. Esperemos que este sea un inicio que marque un cambio que nos conduzca a acercarnos a países más silenciosos y civilizados del norte de Europa del Norte, y que lideren no solo un cambio de mentalidad sino en las legislaciones, que lamentablemente parece que siempre tienen que estar un paso por detrás de la sociedad.

Participaciones de loslectores

Másdebates