27 sep 2020

Ir a contenido

El problema de convivencia es entre Catalunya y España

Dionís Bel López

Pedro Sánchez, durante la entrevista.

Pedro Sánchez, durante la entrevista. / FERNANDO BUSTAMANTE

Pedro Sánchez no se cansa de repetir que en Catalunya no hay un problema de independencia, sino un problema de convivencia. No es cierto. Los catalanes convivimos sin ningún problema, ni con la lengua ni con la política. El problema sí que es de convivencia, pero entre Catalunya y España

La triste situación actual se inició hace unos años gracias a la oposición neofranquista y a un Tribunal Constitucional obsoleto y ultraconservador, quienes se cargaron el renovado Estatut que el Parlament y el Congreso de los diputados habían aprobado e incluso ratificado en referéndum por todos los catalanes con amplia mayoría. De aquellas lluvias viene estos lodos. 

Entonces quedó claro que España no quiere una Catalunya satisfecha de ella misma y boyante dentro del Estado, sino sumisa y siempre dependiente de los deseos del gobierno central. Se ha comprobado en otros momentos, por ejemplo, con la petición de un pacto fiscal, o cuando se pidió al Congreso poder celebrar una consulta. Siempre el 'no' como respuesta, aliñada con soberbia y humillación. Ahora, de nuevo, los jueces han complicado el problema con una sentencia incomprensible.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Torra, quien siempre ha condenado la violencia, pide poder iniciar un dialogo útil. ¿Cuál será la respuesta?

Participaciones de loslectores

Másdebates