Barcelona, un patio de colegio tamaño XXL

Un menor con un patinete en una calle de Barcelona.

Un menor con un patinete en una calle de Barcelona. / Ferran Nadeu

Ana Soler-Lluró Vacarisas

Se supone que los cambios en las grandes ciudades contribuyen a mejorar la convivencia de los ciudadanos. Pues bien, Barcelona, por culpa de cambios poco meditados y organizados, se ha convertido en un patio de colegio tamaño XXL.

El riesgo de tener un accidente ya no diferencia entre motos, coches, peatones o bicicletas. Vehículos de dos ruedas que no pasan de 30 km/h se mezclan con coches que pueden llegar a 60, y cada vez que giras hacia una calle te arriesgas a que haya cambiado de sentido sin previo aviso. ¿Es esta la ciudad que queremos? ¿Una en la que arriesgas tu vida cada vez que sales de casa porque, quién sabe, igual te arrolla un patinete? Yo, desde luego, no. Sí a los cambios, pero con sentido común y organización.

Participaciones de loslectores

Másdebates