"Madrugadas sin ley en la calle de Pere IV del Poblenou"

Imagen aérea de Pere IV, una de las calle que atraviesan el 22@. 

Imagen aérea de Pere IV, una de las calle que atraviesan el 22@.  / FERRAN NADEU

Enrique Castro

Enrique Castro

El carrer de Pere IV, entre las calles de Pamplona y de Àvila, es un tramo sin ley. En las madrugadas del fin de semana todo vale, se juntan hasta 50 personas o más a la salida de los cuatro bares que flanquean la calle y están ahí de botellón como si en vez de ser una calle vecinal se tratara de un polígono abandonado.

Porque esa es la impresión que da, la de una calle abandonada donde todo vale y donde la basura -plásticos, botellas, latas-, puede quedar tirada hasta dos días seguidos sin que nadie venga a recogerla.

Ya antes de la pandemia esta era una situación recurrente que había sido denunciada en los consejos de distrito (sus responsables se rascan la cabeza, se encogen de hombros y no hacen nada), pero ahora tiene el agravante de este virus que parece afectarnos a todos menos a los que salen de fiesta por esta zona de Poblenou.

La gente está perdiendo sus trabajos, hay familias que no pueden verse, ciudadanos sensatos que se están sacrificando para que luego, de modo recurrente, un fin de semana tras otro y con el conocimiento de la Guardia Urbana y del Ayuntamiento, se junten grupos de irresponsables que viven como si todo esto no fuera con ellos.

A las autoridades: ¿Todo vale en Pere IV? A los fiesteros: No, la calle del BB+, El Coyote, el Open Bar y el Airbar no es un polígono. En todos esos edificios viven familias. Emborráchate hasta perder el conocimiento, si quieres, pero no grites ni ensucies.

Participaciones de loslectores

Másdebates