Inicio de la vacunación simultánea del covid-19 y la gripe en mayores de 60 años, el pasado octubre en Barcelona

Inicio de la vacunación simultánea del covid-19 y la gripe en mayores de 60 años, el pasado octubre en Barcelona / Zowy Voeten

4
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Economía

Escribe desde Barcelona

ver +

La pandemia del covid no se cebó solo en las cuentas de la Generalitat de 2020, el año del confinamiento general y las restricciones de movilidad; o de 2021, la onda expansiva alcanzó también las de 2022. Después de unos dos primeros ejercicios en los que se dispararon los gastos y se redujeron los ingresos tributarios, en el tercero, los efectos recayeron esencialmente en el apartado de los costes, como consecuencia de ayudas a particulares y sectores económicos y reforzamiento de la actividad sanitaria.

Al final, la factura acumulada de los tres años se acerca los 11.000 millones. En concreto acumula un total de 10.776 millones de euros. Esa es la suma acumulada que ha costado el covid a las arcas de la Generalitat, según la información comunicada por el Ejecutivo catalán a los inversores. Del total, 1.124,2 millones fueron merma de ingresos tributarios por la paralización de la actividad y otros 9.340,1 millones, el aumento de los gastos para paliar los efectos de la pandemia.

La crisis sanitaria no solo afectó al conjunto de la riqueza que se genera en el país, con un desplome inédito desde la guerra civil del 11,5%, que luego se acabó cifrandon en el 11,9% en 2020, sino en las cuentas públicas, tanto a nivel de ingresos como de gastos. Y cuando esa etapa empezaba a superarse, surgió la invasión rusa de Ucrania, que a su vez afectó también a las cuentas públicas catalanas.

Entre 2020 y 2021, el Govern recibió 5.441,9 millones (3.287,6 millones y 2.154,3 millones, respectivamente) mediante los mecanismos extraordinarios puestos en marcha por el Ejecutivo central destinados a compensar a las autonomías para paliar los efectos de la pandemia en sus arcas. En 2022 esos apoyos económicos ya no existieron.

Las cantidades de la factura por el covid en 2020 y 2021 ya se conocían, pero no el cierre de la correspondiente a 2022. Frente a una estimación inicial de unos 1.400 millones, al final la cantidad que se ha comunicado a potenciales inversores es de 1.034 millones en gastos adicionales.

Las partidas que más cantidad se llevaron en 2022 fueron los conciertos sanitarios, con 171,4 millones adicionales y la nómina de médicos y sanitarios, con 144,2 millones. Esta parte, por lo que respecta a gastos de más directos. En lo que se englobaría en gastos indirectos destacan las nóminas a maestros y docentes, con 136,9 millones y las ayudas a colectivos y sectores de actividad económica, con 132,4 millones.

Ingresos y gastos

En los ejercicios precedentes los impactos más importantes fueron en los ingresos procedentes, por ejemplo, del impuesto del patrimonio, con 268,8 millones menos recaudados sobre lo previsto y en los de actos jurídicos documentados y operaciones societarias, con una merma de 126,1 millones, al haber una actividad económica muy reducida o nula. En el apartado de los gastos, las ayudas ascendieron a 828,7 millones, seguido por las transferencias para subvenciones, con 189,2 millones.

En 2021, una de las vías de ingresos más afectadas fue la relacionada con el transporte público, con 156,3 millones menos y los impuestos sobre el juego, con una merma de 82,8 millones. En el apartado del gasto, las ayudas se llevaron la palma, con 2.120,4 millones seguido por las retribuciones al personal sanitario, con 546,8 millones de más, según los datos de la Generalitat. El Govern asegura que Catalunya es la comunidad que más ayudas propias ha otorgado para combatir los efectos de la pandemia en la actividad económica.

La otra cara de la moneda fueron algunos ingresos que mejoraron. Por ejemplo, en 2021, el impuesto sobre sucesiones y donaciones recaudó 75,9 millones más. El incremento tuvo que ver con las muertes causadas por el covid y el efecto en 2021 al hecho de que el tributo se liquida a los seis meses.

Noticias relacionadas

En febrero de este año -último dato disponible- se produjo una reducción del 14,1% al compararse con un periodo con "un importe extraordinariamente alto" por autoliquidaciones de 2020 durante le periodo de suspensión de presentar autoliquidaciones y por el aumento de defunciones por el covid, según el informe de ejecución presupuestaria de la administración catalana.

El Estado creó el denominado fondo covid en 2020 destinado a las autonomías y sin exigencia de devolución por un importe total de 16.000 millones de euros. A Catalunya le correspondieron 3.294,7 millones en 2020 y 2.161 millones en 2021, lo que supone un total de 5.455,7 millones, es decir, el 55,% de la factura de los dos primeros ejercicios (2020 y 2021). Para 2022 no se previó ningún fondo de este tipo y lo exigía no solo la Generalitat sino otras comunidades autónomas. También abogaban por otro fondo para paliar los efectos de la guerra en las comunidades y un mayor margen de déficits.