Ir a contenido

10 DIBUJANTES DE CÓMIC SACAN PUNTA AL OFICIO

Max: "Se están publicando más cómics que nunca"

Joel Mercè Ana Sánchez

¿Cuándo empezó a pintar algo en la vida? Empecé a ensuciar lienzos con 15, 16 años.

¿Cómo se dibujaría a sí mismo? Me suelo dibujar con una narizota enorme, que es un poco como la tengo, ja ja. Y con la cabeza grande y el cuerpo pequeño, que no los tengo así pero es una herencia de los tebeos de Bruguera.

Su frase de bocadillo favorita. “Rayos y centellas”.

¿Cuántas horas trabaja al día? Pues todas. Aunque procuro mantenerme en las 8 que hace todo el mundo.

¿Proyectos? Ahora estoy en fase de descanso. Acabo de terminar un cómic sobre El Bosco para el Museo del Prado y estoy agotado. Aunque descanso total nunca existe.

Tómele el pulso al mundo del cómic. ¿Presión arterial? Alta, en el buen sentido. Se está publicando más que nunca. Cualquier lector puede encontrar cosas a la medida de lo que le interese y el nivel de calidad es alto.

Los lectores de cómic son... Ocasionales. Antes era como un club de fans. Ahora se acerca mucha gente diversa.

¿Para qué sirven los cómics? Para hacerte pensar, para ponerte delante de las narices cosas que no sospechabas que existían, para entretener también, por supuesto.

¿Dónde está el negocio? El negocio es algo que, si viene, viene después. Antes viene la creación, que es donde está la diversión. Bueno, diversión y sufrimiento.  

¿Qué tienen en común los dibujantes? El amor por el oficio. Mientras el mundo da vueltas y vueltas, nosotros estamos con la cabecita concentrada en una viñeta.

¿Pintan más los hombres o las mujeres? Afortunadamente, van pintando igual.

¿Lo más surrealista que le ha pasado? Tener que rotular un libro entero mío en alemán, sin tener ni idea de alemán, porque iba a ganar más dinero como rotulista de mi obra que como autor.

¿El sitio más raro donde ha visto uno de sus dibujos? Dos personas me pidieron que les hiciera uno para tatuárselo.

¿El futuro del cómic? Tiene mucho que dar de sí.

Un cómic a devorar. La serie de 'Cuttlas', de Calpurnio