Ir a contenido

10 DIBUJANTES DE CÓMIC SACAN PUNTA AL OFICIO

Natacha Bustos: "Hay una gran ebullición de artistas, pero nos faltan lectores"

Joel Mercè Ana Sánchez

¿Cuándo empezó a pintar algo en la vida? Creo que a la misma edad que todos los niños, la diferencia es que luego no lo dejé.

¿Cómo se dibujaría a sí misma? Me he dibujado muchas veces, sobre todo cuando participaba en el webcómic de 'Caniculadas'. Algunas veces era yo tal cual, y otras me he dibujado como si fuera mi álter ego.

Su frase de bocadillo favorita. Alguna onomatopeya.

¿Cuántas horas trabaja al día? Una media de 8-10 horas diarias. Si los plazos de entrega se acercan, puedo pasar la noche trabajando.

¿Proyectos? Seguiré  unos meses más con la serie mensual que dibujo para Marvel, 'Moon Girl and Devil Dinosaur'.

Tómele el pulso al mundillo del cómic¿Presión arterial? En España hay una gran ebullición de artistas y autores y es apasionante ser testigo. La industria nacional es otra historia. Nos faltan lectores que la pongan en marcha  y conseguir así que los autores puedan vivir haciendo cómics. Soy optimista, están surgiendo propuestas muy interesantes, como la autoedición o el 'crowdfunding'.

¿Los tebeos de superhéroes están de capa caída? No, ya que por suerte ahora los superhéroes no necesitan llevar capa.

Los lectores de cómics son... Imprescindibles.

¿Para qué sirven los cómics? Son un artículo de consumo y de entretenimiento, a la vez que una fuente inagotable de ideas. Y, además, nos proporcionan un legado de lo que fuimos y una perspectiva de lo que seremos.

¿Dónde está ahora el negocio? Nadie que quiera hacer negocio se mete a dibujante de cómics.

¿Pintan más los hombres o las mujeres? Aquí puede pintar cualquiera, pero algunos aún tienen menos colores.

¿Lo más surrealista que le ha pasado? Que me pidan un autorretrato vestido de portero de fútbol en una sesión de firmas.

¿El sitio más raro donde ha visto uno de sus dibujos? He visto mis dibujos en paquetes de clínex, por ejemplo.

Un cómic a devorar. Hay demasiados.