Mar y montaña

6 de los mejores restaurantes del Baix Empordà

Te proponemos varios establecimientos que te harán disfrutar a lo grande

7 buenos restaurantes de Girona que valen la pena visitar una o más veces

Girona, el valle del Llémena y Olot, tres paradas 'gourmet'

La Taverna del Mar: tartar cigala

La Taverna del Mar: tartar cigala / David Aparicio

Cata Mayor

Cata Mayor

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El Baix Empordà cuenta con una despensa maravillosa, y por fortuna los restaurantes de la zona saben cómo manejarla. Platos desbordantes de sabor, sean de mar o de montaña que te hacen salivar incluso cuando los recuerdas tiempo después de habértelos zampado. Aquí tienes cinco buenos restaurantes del Baix Empordà donde te pasará exactamente esto.

Soca-rel: paella

Soca-rel: paella / Pau Arenós

1. Soca-rel

En este restaurante de Llofriu, el cocinero Jordi Garrido practica la cocina de barraca, en homenaje a las construcciones de trabajo de la huerta valenciana y las del Empordà. Así es Soca-rel.

Un plato de bacalao con guisantes del restaurante Vicus, en Pals.

Un plato de bacalao con guisantes del restaurante Vicus, en Pals. /

2. Vicus

En este restaurante se come el Empordà: el arroz es una de las señas (qué rico el de cigalas), la ensalada de anguila ahumada (buena-buena), el tartar, el bikini de queso de Mas Alba, trufa y jamón ibérico... Recomendado para los cazadores de grandes sitios en lugares pequeños. Así es Vicus.

El carro de pescados y mariscos.

El carro de pescados y mariscos. / David Aparicio

3. La Taverna del Mar

Un buen tándem para servir y cocinar el mar en un restaurante metido en la playa: Jaume Solé y el veterano Josep Muniesa, recién fichado. "Otros restaurantes tienen carro de quesos o carro de postres. Nosotros tenemos carro de pescados y mariscos", explica Solé, de 37 años. ¿Y qué más se come en este restaurante de S'Agaró? Aquí te damos todos los datos de la Taverna del mar.

Toc al Mar, en la playa de Aiguablava (Begur).

Toc al Mar, en la playa de Aiguablava (Begur). /

4. Toc al mar

Langosta, paella y pescado a la parrilla o a la brasa, todo fresquísimo, todo simple, todo perfecto. Todo procedente de las barcas de los pescadores de la zona, para preservar la máxima autenticidad de la que se vanagloria este restaurante. Está en Aiguablava, una de las calas más bonitas de la costa. Te contamos aquí qué más se puede probar en Toc al Mar.


La flor de calabacín son salsa nantua de Candlelight.

La flor de calabacín son salsa nantua de Candlelight. / Pau Arenós

5. Candlelight

"Aquí se hace una cocina con raíz clásica. Una cierta idea de cocina francesa con producto de aquí. Pensar en la gran cocina que se hacía en los hoteles de costa”, reflexiona Romain Fornell, el director gastronómico de este restaurante repleto de candelabros y maderas nobles y columnas y la misma atmósfera que respiraron Ava Gardner y aquel Frank Sinatra enloquecido por los celos. Así se come en Candelight.


La cazuela de 'peix gat' del restaurante Pa i Raïm, en Palafrugell.

La cazuela de 'peix gat' del restaurante Pa i Raïm, en Palafrugell. / Pau Arenós

6. Pa i Raïm (Palafrugell)

Mientras la vanguardia tira por este hilo o tira por aquel, en este restaurante de Pep Ferriol y Roseta Jorba la cazuela ejerce como genuina rebeldía y ancla. Por cierto, tiene como extra un espectro, Josep Pla (emparentado con Jorba), puesto que habitó esta casa después de que su familia se trasladara en 1904, a pocos metros de la vivienda en la que nació en 1897. Esta es la crónica que escribió Pau Arenós tras visitar Pa i Raïm.