El Periódico

Promo abono anual cinemes Girona

ENTREVISTA CON LA Piloto de trial nacida en Corbera de Llobregat

Laia Sanz : «Mis recuerdos de niña en Corbera son en bici o moto»

CARME ESCALES
BARCELONA

Jueves, 6 de junio del 2013

Número 1 mundial 8La piloto de Corbera de Llobregat, de 27 años, ha ganado 13 pruebas del mundo.

De padre leridano -nació en Balaguer (Noguera)-, y madre barcelonesa, con ascendentes gerundenses, Laia Sanz nació y ha vivido toda su infancia y hasta hace cuatro años en Corbera de Llobregat, el pueblo en el que sus progenitores se instalaron para vivir junto a la montaña, pero cerca de la capital. Esta campeona mundial -12 títulos del mundo de trial femenino, uno de enduro, además de otros, como tres victorias en el Rally Dakar- se estrenó en Corbera en el mundo de la competición sobre las dos ruedas.

-¿Cómo fue?

-Fue en 1992. Aprovechando que se disputaba una prueba del campeonato de Catalunya de niños en mi pueblo, mi madre me animó a participar, y lo hice. Quedé octava, la última, pero muy contenta y con ganas de repetir la experiencia.

-He leído que con solo 2 o 3 años ya salía en moto con su padre. ¿Son esos los primeros recuerdos que guarda de su infancia en Corbera de Llobregat?

-Seguramente, sí. Me llevaba en su moto, sentada en el depósito. Y otro de mis primeros recuerdos es cuando íbamos a un descampado, seguramente donde antes había habido un campo de fútbol, porque lo llamábamos el campo de fútbol viejo. Allí, de superpequeña, con 2 o 3 años, iba en bici. Luego más tarde, recuerdo que íbamos mucho hasta la ermita de Sant Ponç. La mayoría de mis recuerdos de infancia en Corbera son o en bicicleta o en moto.

-¿Por qué se fue de Corbera?

-Primero, porque, hace unos cuatro años, me fui a vivir a Italia, de donde es mi novio, Andrea. Y, cuando volví a Catalunya, decidí instalarme en Seva (Osona), porque tiene la montaña al lado, que es donde entreno, Así puedo salir directamente de casa con la moto y me ahorro muchísimo tiempo en coche. Cuando vivía en Corbera de Llobregat, tenía que hacer muchas horas de coche. Además, en Seva tengo a mi alrededor a mucha gente del mundo de las motos.

- ¿Qué añora de su pueblo?

-Bueno, ya no vivo allí, pero voy muy a menudo y, muchos días que tengo que salir de viaje, en avión, como tiene el aeropuerto muy cerca, me quedo a dormir allí. En Corbera tengo a mi familia, a mis padres y a mi hermano, a muchos amigos, y siento que Corbera es aún mi casa.

-¿Qué ventajas tiene Corbera?

-Corbera lo tiene todo a mano, Barcelona, el aeropuerto, la playa está a menos de media hora... Eso sí, todo está cerca, si no es hora punta. Yo tenía que salir una hora y media antes para no enganchar por la mañana el tráfico para entrar a Barcelona. Últimamente, supongo que por la crisis, se ha notado un poco menos de tráfico, pero hace 10 años, era horrible en las horas punta, yo me agobiaba mucho.

-¿Qué recomienda a la gente que vea en su pueblo?

-El pesebre viviente es precioso. Seguramente, es la mejor ocasión para ir a visitar Corbera.

-¿Ha pensado alguna vez que si hubiera nacido y viviera en Barcelona, no tendría a todo un pueblo apoyándola en su carrera?

-Es cierto, cuanto más pequeño es el lugar donde vives, más cerca sientes a la gente que te rodea en todos tus éxitos, lo acaban viviendo como algo suyo. Igual me pasa ahora en Seva, aunque no sea de allí, pero siento el apoyo y el seguimiento de toda la gente del pueblo.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario