El solsticio de verano

Los pasteleros confían en superar las ventas de cocas de Sant Joan de 2019

Las de crema, las de fruta confitada y las de hojaldre con 'llardons' siguen siendo las más vendidas

Tres cocas habituales: de crema, de frutas confitadas y de ’llardons’.

Tres cocas habituales: de crema, de frutas confitadas y de ’llardons’. / archivo

2
Se lee en minutos
El Periódico

La tradición de la coca y la verbena de Sant Joan van ligadas a la celebración del solsticio de verano, una fiesta pagana con fuego y música, que en la costa mediterránea se ha acompañado desde siempre con una coca plana y redondeada que, originariamente, era una pasta de pan con aceite, huevos, azúcar y piñones y tenía forma de sol.

Este año, después de dos años de restricciones, el Gremio de Pastelería de Barcelona encara con "optimismo" la campaña de Sant Joan y espera superar las ventas de 2019, con más de 1,8 millones de cocas artesanas vendidas en toda Catalunya.

"La coincidencia de Sant Joan en viernes, que facilita un puente largo, y la normalidad recuperada después de la pandemia, hacen prever una muy buena campaña", ha indicado el presidente del Gremio, Antoni Bellart, de la pastelería Triomf de Barcelona.

Precios estables

En relación a la inflación, Bellart ha asegurado que la mayoría de los pasteleros reducirán margen y mantendrán precios, porque "aunque es evidente que se han encarecido los costes y principalmente la electricidad, que para nuestro negocio supone un gasto muy importante, repercutir la escalada inflacionista en el consumidor nos perjudicaría en ventas y lo intentamos evitar". Bellart, además, ha recordado que no solo ha subido la electricidad, sino la mayor parte de los ingredientes y también la paquetería que se utiliza.

Sin embargo, este año el precio de los piñones es más económico que el año pasado, hecho que compensa el aumento otros ingredientes, como la harina. Con todo, las cocas artesanas pueden oscilar entre los 15 y los 50 euros en función de la medida.

Las favoritas

Noticias relacionadas

En cuanto a las cocas más vendidas, Bellart ha compartido que las clásicas de crema, las de fruta confitada (melón, naranja y cerezas) y las de hojaldre con 'llardons' volverán a ser las más demandadas. A pesar de ello, ha asegurado que cada año van creciendo las ventas de las cocas rellenas de nata, las de cabello de ángel, las de chocolate, de gianduia (chocolate con pasta de avellana) y otras propuestas innovadoras como las de 'lemon pie', de pistachos o de té matcha.

Más reservas

Este año también se han avanzado las reservas, según ha confirmado somGranollers. "Como el viernes es fiesta, hay gente que se marcha fuera a pasar el fin de semana y se llevan la coca desde aquí", explica Úrsula Quesada, del horno El Rincón, que hasta el martes ya había atendido 350 reservas. "Sí que hay más reservas, pero también hay quién viene a última hora sin reserva previa", ha destacado Montse Puigdomènech, de la Pastelería Puigdomènech.