Comisión de Salud Pública

Gobierno y comunidades aprueban la vacunación a partir de los 12 años

  • El Ejecutivo y las autonomías abren la puerta a que los distintos grupos de edad puedan solaparse debido a la mayor disponibilidad de dosis

Una enfermera se dispone a administrar una vacuna en el Centre Cívic La Sedeta de Barcelona.

Una enfermera se dispone a administrar una vacuna en el Centre Cívic La Sedeta de Barcelona. / JORDI COTRINA

3
Se lee en minutos
Juan Ruiz Sierra
Juan Ruiz Sierra

Periodista

ver +

La cita de la Comisión de Salud Pública, donde se reúnen técnicos del Gobierno y las comunidades autónomas, había generado este martes enormes expectativas. Se anticipaba trascendental. En principio, la cita iba a abordar dos cuestiones de gran impacto sobre los ciudadanos. Por un lado, el fin de la obligatoriedad de las mascarillas en el exterior, siempre que se mantenga la distancia, ya que la utilidad real de esta medida de prevención es discutida por numerosos estudios científicos, que concluyen que los contagios al aire libre son muy poco frecuentes. Por otro, la posibilidad de vacunarse en el lugar donde se veranea, no en el territorio de residencia. La Comisión, sin embargo, no abordó ni uno ni otro asunto, que deberán esperar al menos una semana más. Aun así, el organismo aprobó los nuevos grupos de vacunación, que ya llegan hasta aquellos que tienen 12 años, cuya inoculación, en principio, tendrá lugar a comienzos del próximo curso escolar.

Los nuevos grupos aprobados son el 11 (formado por personas de entre 30 y 39 años), el 12 (entre 20 y 29 años) y el 13 (entre 12 y 19 años). La inoculación a la franja de población que va de los 40 a los 49 años sigue en proceso, pero los que tienen menos de esa edad ya están más cerca de ser inmunizados. 

La vacunación continúa a un ritmo más acelerado que nunca hasta ahora. La semana pasada se inocularon más de 3,2 millones de dosis, la cifra más alta desde que comenzaron a llegar los fármacos, a finales del pasado diciembre. El 45,3% de la población española (cerca 21 millones y medio de personas) ya ha recibido al menos un pinchazo, mientras que el 27% (algo menos de 13 millones) cuenta con la pauta completa. El objetivo inmediato del Gobierno es cerrar esta semana con 15 millones de personas habiendo culminado el proceso vacunal, una meta que aún no está claro que se vaya a conseguir. La campaña se centra en la horquilla que va de los 40 a los 49 años, un colectivo en el que el 31,6% ha recibido al menos una dosis, si bien con diferencias entre los distintos territorios: Euskadi, Madrid y Castilla y León son los que van más rezagados. 

Por encima de las polémicas

Pero el panorama, en conjunto, es “muy positivo”, insisten desde Sanidad, donde piden que el foco se dirija a la inmunización, dejando a un lado las múltiples polémicas que ha arrastrado la ministra Darias en las últimas semanas: la segunda dosis de AstraZeneca, la obligatoriedad o no de las restricciones a la hostelería en toda España, la vacunación de la Selección Española de fútbol y el nuevo sistema de selección de plazas de médicos especialistas, entre otros asuntos. 

Noticias relacionadas

Así, la Comisión de Salud Pública decidió este martes que ante la llegada de más vacunas, el descenso de las cifras de contagios (la incidencia acumulada ya se encuentra en 101 casos por cada 100.000 habitantes diagnosticados en los últimos 14 días, tres puntos menos que en la jornada anterior) y el aumento de las temperaturas, los distintos grupos podrían ir siendo inoculados en paralelo, aunque siempre priorizando a los de edad más avanzada. “Teniendo en cuenta la mayor disponibilidad de vacunas en estas próximas semanas, la situación epidemiológica actual y la entrada en el periodo estival, y por cuestiones organizativas y de factibilidad, se podrá ir solapando la captación de diferentes grupos, manteniendo el orden de edad descendente”, explicó Sanidad. 

“Es fundamental insistir en la captación de las personas de 40 y más años que no se han vacunado todavía”, insistió el ministerio tras la cita de la Comisión de Salud Pública, donde también se abordó la necesidad de “priorizar” la inmunización de adolescentes a partir de 12 años que sean grandes dependientes o presenten “condiciones de muy alto riesgo”.