Balance de los primeros 100 días

El alcalde de Sant Cugat descarta uno de los mayores proyectos de vivienda impulsados en el anterior mandato

El alcalde de Sant Cugat, Josep Maria Vallès, junto al teniente de alcalde, Bernat Picornell

El alcalde de Sant Cugat, Josep Maria Vallès, junto al teniente de alcalde, Bernat Picornell / Ayuntamiento Sant Cugat

3
Se lee en minutos
Clàudia Mas
Clàudia Mas

Escribe desde Sabadell

ver +

Josep Maria Vallès (Junts), quien capitanea un gobierno con mayoría absoluta fruto del acuerdo sellado con ERC, cumple sus 100 días como alcalde de Sant Cugat. Flanqueado por el primer teniente de alcaldía, Bernat Picornell (ERC), el líder de Junts ha compartido con los medios su balance, en una rueda de prensa llevada a cabo este viernes, 29 de septiembre, en el consistorio vallesano.

Más allá de la “buena valoración” que ha hecho el alcalde del inicio de mandato, Vallès ha anunciado el descarte definitivo del proyecto de Ragull Centre, impulsado por el anterior gobierno local (ERC, PSC y CUP). La intención era construir un total de 118 viviendas, 72 de ellas protegidas, en un solar propiedad del grupo farmacéutico Ferrer (ubicado al final del barrio de Sant Francesc).

Definitivamente, el acuerdo ha quedado anulado y, según ha manifestado Vallès, hay encima de la mesa una “alternativa de carácter empresarial”: “Un proyecto del que la ciudad también saldrá beneficiada”, ha apuntado.  

El alcalde no ha proporcionado muchos detalles del nuevo proyecto, alegando que aún se tenía que acordar con la empresa propietaria del terreno. 

Ragull Centre causó múltiples tensiones entre el entonces ejecutivo de izquierdas y Junts, que era el principal grupo de la oposición. De hecho, Junts interpuso un recurso contencioso-administrativo para que se anulara el proyecto alegando que “Sant Cugat no podía perder el equilibrio entre zonas industriales y residenciales”, por lo que aún Ragull Centre se halla en los tribunales. Después del anuncio de este viernes, el mismo alcalde ha manifestado que su formación retiraría el contencioso. 

En esta dirección, Vallès ha explicado que el ‘nuevo barrio Ca n'Ametller aún no se ha puesto en marcha, aunque su intención sí que es abordarlo. Ca n'Ametller es otro de los proyectos de gran envergadura iniciados a finales del anterior mandato y aspira a actuar como salvavidas ante la crisis de vivienda de la ciudad.

Limpieza, una prioridad

El resumen de esta primera etapa de Vallès en la alcaldía ha pivotado en torno de la limpieza y “los compromisos sociales”.  

En primer lugar, ha anunciado que antes de finalizar el año (se prevé que en el Pleno de noviembre) se licitará el nuevo servicio de limpieza y recogida de residuos “con importantes mejoras”. Mientras no se adjudique, este otoño el consistorio prevé poner en marcha un “plan de choque de limpieza para actuar en zonas concretas de la ciudad”, así como “un nuevo servicio de recogida de voluminosos, con el que se doblará los días de recogida en los barrios”. 

Equilibro entre compromiso social y déficit económico

En el segundo aspecto, poner el foco en los derechos sociales, ha cogido el relevo Bernat Picornell. El portavoz republicano ha manifestado que, a pesar de la “actual y compleja” situación presupuestaria del Ayuntamiento (esta misma semana se anunciaron recortes al constatar un déficit de 25 millones de euros) existe un “compromiso para blindar las políticas sociales”.

Cuando se han preguntado qué medidas sociales quedarían al margen, debido a la fotografía económica actual del consistorio, los responsables políticos han manifestado que “aún no se podía contestar”. 

De todas formas, Picornell ha detallado que el Ayuntamiento está trabajando en la implementación de la tarificación social en los servicios municipales que no la tienen o en la creación de la oficina de diversidad funcional. Asimismo, ha exhibido el impulso de promociones de vivienda de protección oficial: La Floresta (adjudicación del equipo de redacción del proyecto) y Benet Moxó (licencia). En total suman 70 viviendas.

Más Policía Local

Se ha pasado de puntillas por el tema de la seguridad, aunque ambos han querido destacar el episodio del desalojo en Sant Cugat de una vivienda ocupada que causaba problemas de convivencia, ubicada en la calle Plana de l'Hospital, a principios de septiembre. 

Así, en el ámbito de la seguridad ciudadana se ha anunciado que la Policía Local incorporará a ocho nuevos agentes antes de finalizar el año. Así la ciudad contará con un total de 86 policías. De todas formas, Picornell ha destacado que la voluntad del gobierno es llegar a los 100 agentes a medio plazo. 

Finalmente, también se ha citado el Plan de Movilidad, el mismo alcalde se ha comprometido a finalizarlo en menos de un año, “como máximo”, ha apuntado.

Noticias relacionadas

 

Lee todas las noticias de Sant Cugat del Vallès en EL PERIÓDICO Sant Cugat