Con el apoyo de 11 formaciones

El Gobierno reedita en el Congreso el aval a los Presupuestos y encauza la legislatura

  • El bipartito suma al PNV y saca el proyecto de ley con 188 votos, con la misma mayoría que para las cuentas vigentes de 2021: no pierde ningún socio

  • Los Presupuestos viajan al Senado, donde el Ejecutivo cuenta con no tener que introducir ninguna enmienda, por lo que de la Cámara alta irán al BOE

El presidente del Congreso, Pedro Sánchez, felicita con su abrazo a la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, tras la aprobación por el pleno del Congreso del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022, este 25 de noviembre de 2021.

El presidente del Congreso, Pedro Sánchez, felicita con su abrazo a la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, tras la aprobación por el pleno del Congreso del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022, este 25 de noviembre de 2021. / JOSÉ LUIS ROCA

8
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +

El Gobierno ya sí que está a un paso de tener en la mano sus Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, los segundos ya de Pedro Sánchez. Cuando superó el primer examen, la votación de totalidad, a primeros de noviembre, ya se daba por hecho que salvaría la siguiente fase, la de las enmiendas parciales. Y así ha sido. Este jueves, el pleno del Congreso aprobó por una sobrada mayoría el proyecto del Ejecutivo, que ahora continuará su tramitación en el Senado. El Ejecutivo consiguió amarrar el apoyo de 11 formaciones a las cuentas del Estado, que sumaron hasta 188 votos a favor, por los 159 en contra de las fuerzas de la derecha y una abstención del BNG. La misma mayoría, en fin, que un año antes. Sánchez logra encauzar así la legislatura y consolidar la relación con sus socios. Recibe un claro balón de oxígeno. Los de 2022 quizá sean los últimos PGE que pueda aprobar Hacienda, porque dentro de un año España se encontrará más cerca del torbellino electoral de las autonómicas y municipales de mayo de 2023 y de unas generales que el presidente pretende programar para finales de ese año o, como tope, el arranque de 2024.

La ley de Presupuestos solo requiere de mayoría simple (más síes que noes) en el articulado y en cada una de las secciones, y el Gobierno salvó el trámite con holgura. Ahormó una mayoría absolutísima idéntica a la que alumbraron las vigentes cuentas, las de 2021, las que pusieron fin a los PGE más longevos de la democracia española, los de 2018. Eso quiere decir que en un año el bipartito no ha visto escapar a ninguno de sus socios, para satisfacción de socialistas y morados. "No hemos perdido ni un voto", resaltaba un importante ministro a la salida del pleno. PSOE (120 diputados) y Unidas Podemos (34, uno menos, porque la vacante de Alberto Rodríguez no se ha cubierto) reeditaron el frente compuesto por ERC (13), PNV (6), Bildu (5), PDECat (4), Más País-Equo (2), Compromís (1), Partido Regionalista de Cantabria (1), Nueva Canarias (1) y Teruel Existe (1). El bloque del no lo integraron PP (88), Vox (52), Ciudadanos (8, faltó un diputado, Guillermo Díaz), Junts (4), Unión del Pueblo Navarro (2), CUP (2), Foro Asturias (1), Coalición Canaria (1) y un diputado antes perteneciente a Cs y hoy en el Mixto, Pablo Cambronero.

El BNG es el único partido que ha migrado de posición: del no de hace un año a la abstención actual

El único cambio respecto a las cuentas de 2021 fue el del BNG: migró del no de entonces a la abstención de ahora. La derecha, que se opuso en bloque, critica duramente las concesiones a ERC y Bildu y reitera que las cuentas de 2022 son falsas, irreales, acusación a la que el Ejecutivo responde alegando que están avaladas por Europa.

Los 188 síes, que se repitieron como una letanía en la mayoría de las votaciones telemáticas de los dictámenes de las secciones, quedaron muy por encima de la investidura de Sánchez, en enero de 2020: entonces, el líder del PSOE fue elegido jefe del Ejecutivo por 167 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones.

El texto, tras cuatro intensas jornadas consecutivas de debate, sale del Congreso ya rumbo al Senado, pero en la Cámara alta el Gobierno cuenta con no introducir ninguna modificación, según ratificaron fuentes de Hacienda y de la cúpula del PSOE. Eso significa que, si no hay finalmente ningún cambio, el proyecto saldrá adelante el 22 de diciembre e irá directamente al BOE.

Los nacionalistas vascos consideran que hay “flecos” que amarrar con el Ejecutivo y se muestran satisfechos con la negociación, pese a los “flashes” que se han llevado ERC y Bildu

Sin embargo, la negociación con el PNV sigue abierta. Los nacionalistas vascos sí respaldaron al final los dictámenes del proyecto de ley, como se esperaba, pero su portavoz, Aitor Esteban, advirtió tras el pleno de que las conversaciones con el Gobierno no han acabado, porque restan "flecos" por mejorar, que no tendrían por qué traducirse en enmiendas a los PGE. Al PNV le preocupa la dotación para el tren de alta velocidad y su soterramiento en la entrada a las capitales de Euskadi. Para la formación 'jeltzale', el balance de los contactos sí está siendo muy positivo, pese a que antes hayan vendido sus acuerdos con el Ejecutivo ERC y Bildu, su competidor directo.

Esteban pidió que no se "pierda la perspectiva". "Muchas veces los 'flashes' le nublan a uno la mirada", ironizó. El PNV, venía a decir, sí arranca importantes partidas y acuerdos como el traspaso del ingreso mínimo vital, aunque rehúya los focos y el protagonismo. La titular de Hacienda, María Jesús Montero, lanzó mientras un mimo al partido: "Para nosotros es prioritaria la alianza con el PNV", el socio con el que habla siempre primero. La ministra siguió el debate desde la Cámara baja, igual que el presidente Sánchez y varios de sus compañeros de Gabinete. En la bancada del principal partido de la oposición, sin embargo, no se sentó en ningún momento Pablo Casado, absorbido por la crisis interna del PP.

El mayor gasto de la historia

El proyecto de PGE para 2022 prevé un gasto total consolidado de Estado, Seguridad Social y organismos autónomos por un total de 458.970 millones de euros, una cantidad prácticamente idéntica a la presupuestada para el 2021, en la que suben casi todas las partidas de gasto, salvo las de desempleo, vacunas y deuda pública por la mejor evolución de la crisis sanitaria y de los tipos de interés. 

Bruselas avaló el Presupuesto para 2022, pero pide al Gobierno que preserve las "políticas fiscales prudentes para asegurar finanzas públicas sostenibles a medio plazo"

Con ayuda de los 27.633 millones de gasto a cuenta de los fondos europeos, los Presupuestos de 2022 se presentan como los de mayor inversión de la historia (40.000 millones) y con un gasto social récord, que representa el 54% del total. Las pensiones absorben casi 4 de cada 10 euros del Presupuesto. El Gobierno espera que estos PGE contribuyan a la recuperación y a un crecimiento de la economía para el que el Ejecutivo prevé una tasa del 7%, muy por encima del 5,5% proyectado por la Comisión Europea.

Bruselas, no obstante, aplaudió este miércoles el proyecto presupuestario del bipartito, valoró que el Gobierno siguiera su recomendación de utilizar los fondos europeos para financiar inversiones adicionales y de mantener las inversiones financiadas nacionalmente. Eso sí, la Comisión advirtió a España de que dado su nivel de deuda pública y "los grandes retos de sostenibilidad a medio plazo antes de la pandemia de covid-19", ha de preservar las "políticas fiscales prudentes para asegurar finanzas públicas sostenibles a medio plazo". Bruselas define las cuentas de 2022 como "contractivas", debido al menor gasto corriente previsto para 2022.

No se aplicará el fondo covid

Con los Presupuestos del próximo ejercicio enjaretados y la reforma de las pensiones ya encarrilada tras el acuerdo con ERC y PNV —del consenso se salió la patronal la semana pasada—, al Gobierno solo le queda, como última "prioridad" económica antes de acabar el año, concluir la negociación para la nueva legislación del mercado de trabajo, que ha de estar publicada en el BOE antes del 31 de diciembre, como exige Bruselas. Sánchez aspira a atar la reforma con un pacto de sindicatos y empresarios, pero estos se muestran todavía muy duros.

Este jueves se incorporó una enmienda transaccional con ERC, Bildu y BNG para reactivar un fondo para la cinematografía en lenguas cooficiales de 10,5 millones de euros

Una de las últimas enmiendas incorporadas al dictamen la transaccionó el Ejecutivo con ERC, Bildu y BNG, por la que se crea un fondo de 10,5 millones de euros de apoyo a la producción audiovisual en catalán, euskera y gallego.

Entre 2009 y 2011, explicaban los tres grupos independentistas, ya existía un fondo, a través del Ministerio de Cultura, que apoyaba estas producciones, pero el PP lo eliminó en 2012, tras su llegada a la Moncloa. Los republicanos han conferido una total importancia a la promoción de las lenguas cooficiales en la próxima ley audiovisual.

Los PGE han incluido más de 200 enmiendas a su paso por la Cámara baja, a iniciativa de socialistas y morados y de sus socios. En su mayoría, inversiones territoriales, infraestructuras o beneficios fiscales, y también una de Cs que declara el turismo como sector estratégico. El dictamen también recoge el polémico fondo covid de 9.362 millones de euros, enmienda impulsada por Junts y respaldada por PP, Vox, ERC, Bildu y Coalición Canaria. Hacienda ya advirtió de que es "inejecutable" porque no casa el alta y la baja de la partida, así que no la aplicará.

Noticias relacionadas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; los presidentes de Congreso y Senado, Meritxell Batet y Ander Gil, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, encabezan la firma del acuerdo para la elaboración de un nuevo dictamen del pacto de Estado contra la Violencia de Género, este 25 de noviembre de 2021 en el Salón de Pasos Perdidos de la Cámara baja.

/ JOSÉ LUIS ROCA

"El año pasado se decía que no habría Presupuesto y ya tenemos dos consecutivos", celebraban en el equipo de Sánchez con euforia. Este 25 de noviembre el Gobierno remataba, además, una jornada bastante positiva, ya que firmó, con toda la oposición, salvo Vox, la renovación del pacto de Estado contra la Violencia de Género.