próximo nombramiento

El fiscal que investiga al Rey será el próximo número dos de la fiscalía

Juan Ignacio Campos es el único candidato a sustituir a Navajas, que se jubila este mes

Dolores Delgado, fiscal general del Estado.

Dolores Delgado, fiscal general del Estado. / EL PERIÓDICO

2
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

El fiscal al frente de las diligencias de investigación abiertas contra Juan Carlos I será el próximo número dos de la fiscalía. Juan Ignacio Campos ha sido el único candidato que se ha presentado a la plaza de teniente fiscal del Tribunal Supremo, que este mes dejará vacante por jubilación Luis Navajas, y, salvo imprevisto de última hora, será a quien proponga la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, para que ocupe el primer puesto del escalafón fiscal. En sus manos, ahora está revisar la regularización fiscal realizada por el Rey emérito y comprobar si le libra de la persecución penal por el uso de tarjetas que no estaban a su nombre o solo se la atenúa.

Fuentes fiscales señalaron a este diario que el nombramiento no se producirá en el consejo fiscal del próximo día 17, en el que está previsto que se estudien los dictámenes del órgano a varios proyectos legislativos como la reforma de los abusos sexuales, sino en un segundo que, aunque no está convocado, se prevé que se produzca la semana siguiente para realizar los nombramientos pendientes, entre ellos, un par de fiscales del Tribunal Supremo y al frente de varias Fiscalías provinciales. Entre las funciones del teniente fiscal del Supremo está la de sustituir a la fiscal general en caso de ausencia o enfermedad.

Aunque Delgado podría optar por otro candidato sería cuando menos difícil de explicar que haya depositado en él su confianza para estar al frente del equipo de fiscales que investiga al Rey emérito. En junio del año pasado dictó un decreto para que Juan Ignacio Campos, fiscal de Sala del Supremo de Delitos Económicos, con el auxilio de tres fiscales del alto tribunal, se ocupara, ante "la innegable complejidad técnica de estas diligencias de investigación", de los 65 millones de euros que Juan Carlos I recibió de la monarquía saudí y que en 2012 se supone que donó a su examante Corinna Larsen.

Pendiente de lo pagado

Noticias relacionadas

Aunque en uno de sus escritos parecía que la investigación al Rey emérito por esta importante cantidad de dinero podía fructificar, ya que en él afirmaba que con la comisión rogatoria remitida a Suiza "se abría un abanico de posibilidades imposibles de valorar" entonces, finalmente parece que acabará archivada por la inviolabilidad de la que gozaba mientras era jefe del Estado.

El equipo de fiscales capitaneado por Campos también es el encargado de las otras dos diligencias de investigación abiertas, la de las tarjetas y la de los fondos en la isla de Jersey. Esta última es la única que se abrió directamente en la Fiscalía del Tribunal Supremo, aunque a las pesquisas se incorporó el fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón, que hasta entonces había dejado de hacerlo al trasladarse las diligencias al alto tribunal.