24 sep 2020

Ir a contenido

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

La Fiscalía del Supremo investigará al rey Juan Carlos por el AVE a La Meca

Debe "delimitar o descartar" la relevancia penal de las acusaciones contra el Monarca emérito

Los delitos por los que podría tener que responder son fraude fiscal y blanqueo de capitales

Ángeles Vázquez

La Fiscalía del Supremo investigará al rey Juan Carlos por el AVE a La Meca. En la imagen, el rey emérito en mayo del 2019. / FERNANDO ALVARADO / EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS

La Fiscalía del Supremo ha asumido la investigación del presunto pago de comisiones por la construcción del AVE que une las ciudades de Medina y La Meca, en Arabia Saudí, al haberse situado entre los beneficiarios a Juan Carlos I. El ministerio público deberá "delimitar o descartar" la relevancia penal de los hechos ocurridos después de junio del 2014, cuando el rey abdicó y dejó de ser jefe de Estado, con lo que perdió la inviolabilidad que le reconoce la Constitución y se inició el momento desde el que puede ser investigado. 

Hasta ahora la investigación había corrido a cargo de la Fiscalía Anticorrupción, que en diciembre del 2018 abrió unas diligencias para determinar el destino de los 80 millones de euros que la empresaria y examante del rey emérito Corinna zu Sayn-Wittgenstein contó en el 2015 al excomisario José Manuel Villarejo que habría recibido Juan Carlos por la adjudicación del AVE del Desierto a empresas españolas en el 2011. La grabación fue una de las intervinidas al polémico policía en el sumario del 'caso Tándem' en el que se investigan las cloacas policiales.

En una nota, la Fiscalía General del Estado explica que "resulta preciso la práctica de nuevas diligencias que afectan directamente al rey emérito, quien -como es sabido- se encuentra aforado ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo". Por ello la fiscala general, Dolores Delgado, dictó un decreto para asignar el caso al fiscal de Sala del Supremo de Delitos Económicos Juan Ignacio Campos, que contará con el auxilio de tres fiscales del alto tribunal ante "la innegable complejidad técnica de estas diligencias de investigación".

Pendientes de datos

Anticorrupción seguía a la espera de una segunda comisión rogatoria cursada a Suiza en relación con las cuentas opacas vinculadas al rey, cuya existencia quedó confirmada a través de la Casa Real, cuando su hijo, Felipe VI, renunció a su herencia y le suspendió la asignación anual. La investigación española deberá determinar si las mantenía después de perder la inviolabilidad y si ello es constitutivo de delito fiscal o de blanqueo de capitales.

Hasta ahora el ministerio público investigaba los de cohecho y de corrupción en las transacciones comerciales internacionales por parte de las empresas adjudicatarias del AVE a La Meca. Y en esas diligencias se había tomado declaración a varias personas, como Shahpari Zanganeh, esposa del traficante de armas ya fallecido Adnan Khashoggi, a la que se consideraba encargada del reparto de las comisiones, y a la propia Corinna.

A través de un comunicado, la empresaria reconoció haber recibido una transferencia del rey emérito en el 2012, como un "regalo no solicitado" para ella y su hijo por el "cariño" que les profesaba.

Con la asunción por parte de la fiscalía del alto tribunal de la investigación se complica cualquier paso por parte del juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, instructor del 'caso Tándem', contra el monarca, si finalmente decide reabrir la pieza relativa a las grabaciones de Corinna, como ha estado estudiando.