29 nov 2020

Ir a contenido

Trump vuelve a promocionar la hidroxicloroquina y atacar a Fauci en Twitter

La red social elimina un mensaje compartido en una polémica salva por el mandatario

Restringen la cuenta de Donald Jr. por compartir desinformación sobre el coronavirus

Idoya Noain

Una persona mira tuits del presidente de EEUU Donald Trump, el pasado 26 de mayo.

Una persona mira tuits del presidente de EEUU Donald Trump, el pasado 26 de mayo. / Afp

Menos de una semana después de dar un giro abrupto asumiendo finalmente la gravedad del coronavirus en Estados Unidos, que se acerca a 150.000 muertes y ha superado los 4,3 millones de contagios, el presidente Donald Trump ha vuelto de lleno a su mensaje habitual y controvertido. En una salva de retuits en media hora el lunes por la noche, el mandatario compartió más de una docena de mensajes con los que volvía a promocionar la hidroxicloroquina y a atacar al doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas en el grupo de trabajo de la Casa Blanca. Dos de los mensajes han sido este martes eliminados por Twitter, que también ha restringido durante 12 horas la cuenta de uno de los hijos del presidente, Donald Jr., por compartir desinformación sobre la pandemia.

Los mensajes eliminados por Twitter de la cuenta presidencial incluían porciones de un vídeo en el que supuestos expertos médicos aseguran que para detener el virus no son necesarios ni los cierres ni las máscaras, que el presidente por primera vez respaldó con contundencia el martes pasado tras meses rechazando hacerlo o a ponerse una en público. El grupo defiende también la efectividad de la hidroxicloroquina, a la que la FDA, la agencia del medicamento estadounidense, revocó una autorización de emergencia en junio, al considerar improbable su efectividad, y con la que los Institutos de Salud detuvieron entonces también los ensayos clínicos.

.

El vídeo, que el hijo de Trump tuiteó enteró y fue compartido en Facebook por el ultraconservador portal de noticias Breitbart, ya fue retirado de esa red el lunes y también de YouTube, no sin que antes lo hubieran visto al menos 14 millones de personas.

Twitter no solo ha retirado el mensaje presidencial sino que ha añadido una nota editorial a sus tópicos de tendencias recordando que “la hidroxicloroquina no es un tratamiento efectivo para el covid-19, según la FDA”.

El giro de Trump donde algunos quisieron ver un cambio de tono se ha confirmado de nuevo como un espejismo. Incluso el día en que cambió de mensaje, insistió en que el virus “desaparecería”. Aunque ha decidido cancelar los actos de la convención republicana en Florida, esta semana decía que “muchos gobernadores deberían estar reabriendo estados que no están abriendo” y en su retahíla de retuits incluyó uno que alegaba que “toda América debería estar abierta”.

Acciones previas de Twitter

Twitter, la principal plataforma de comunicación de Trump, empezó a fiscalizar la veracidad de sus afirmaciones en mayo y ha eliminado o etiquetado con advertencias varios tuits del presidente en las últimas semanas.

Por ejemplo, el 23 de junio Twitter indicó junto a un tuit de Trump que "violaba" las reglas relacionadas con lo que considera un comportamiento apropiado, aunque daba la posibilidad de leerlo.

Antes, la plataforma había etiquetado como comentarios engañosos publicaciones de Trump sobre el voto por correo, contrastadas contra artículos de prensa.

Luego había marcado otro tuit por "glorificar la violencia" en relación a manifestaciones que en algunos casos derivaron en disturbios, afirmaciones que han llevado a otros gigantes de Silicon Valley como Facebook a endurecer también la moderación de contenidos, incluyendo los del presidente .