Ir a contenido

INESTABILIDAD EN LA CASA BLANCA

Trump 'quema' a un alto cargo al mes

El ministro de Defensa, Jim Mattis, el último en abandonar el gabinete

Algunos dirigentes han durado menos de 30 días en su puesto

Alex Bustos

De izquierda a derecha Jim Mattis, Nikki Haley y Rex Tillerson.

De izquierda a derecha Jim Mattis, Nikki Haley y Rex Tillerson. / AP / REUTERS / AFP

Jim Mattis, ministro de Defensa de los Estados Unidos hasta este jueves, es uno más de los que abandona el barco Trump antes de tiempo. Desde que se inició la legislatura de Donald Trump a principios del año pasado, se han producido un total de 40 dimisiones despidos de altos cargos políticos estadounidenses. En los últimos dos meses es la cuarta persona que abandona el proyecto del controvertido mandatario.  

El exgeneral ha dimitido por sus desavenencias con el presidente estadounidense respecto a la retirada de las tropas nacionales de Siria, poniendo fin a una trayectoria en el Ejectivo que se remonta a principios del 2017. "Es necesario tratar a los aliados con respeto", ha escrito el jefe del Pentágono, haciendo referencia a las relaciones ente los jefes de gobierno y Trump, que se han ido degradando a lo largo de la presidencia.

Según informa el New York Times esta cadena de despidos no es habitual en los gabinetes de Estados Unidos, comparando ese número de cambios con el que habían tenido en los primeros 23 meses Clinton, con tres, Obama (2) y Bush (uno solo), ilustrando la excepcionalidad de la legislatura Trump.

Estratega en jefe

Steve Bannon, conocido por el sobrenombre de presidente Bannon, este influyente consejero ha jugado un papel muy importante en la campaña electoral de Trump, dandóle un giro populista.

Próximo a la extrema derecha, a lo largo del 2018 se ha reunido con líderes antieuropeístas como Marine Le Pen o Matteo Salvini para potenciar una candidatura conjunta entre formaciones de ideologías ultraderechistas o próximas a esta.

Director de comunicación

Desde la victoria de Trump, cuatro personas distintas han ocupado este puesto en el Despacho Oval. Sean Spicer fue el primero de ellos, hasta que dimitió por su desacuerdo por la contratación de Anthony Scaramucci en el Departamento de Comunicación de la Casa Blanca. 

Le sustituyó Michael Dubke, que dimitió por motivos personales. Después de un tiempo de interinaje de Spicer, Scaramucci ocupó el puesto, pero fue despedido al cabo de tan solo 10 días.

Hope Hicks ha sido la última en ocupar este puesto y la que más tiempo ha durado en este cargo. Pese a su poca experiencia en política tenía la plena confianza del presidente estadounidense. Actualmente las funciones de este puesto son parte de las tareas de Bill Shine, quién también es vicepresidente del Gabinete de la Casa Blanca.

Director del FBI

El antiguo director del FBI, James Coney, fue despedido por orden del presidente norteamericano durante la investigación de la presunta trama rusa que implicaría a Trump. Las razones oficiales que adujo el presidente fueron las recomendaciones del exfiscal general, Jeff Sessions, y el vicefiscal general, Rod Rosenstein. 

El antiguo director del FBI, James Comey, habla con la prensa en el Capitolio. / Scott Applewhite (AP)

En los informes presentados como prueba para descalificar a Comey, se afirmaba que con su liderazgo el FBI había perdido "reputación y credibilidad" y esta crisis preocupaba a "muchos empleados y veteranos del departamento, legisladores y ciudadanos".  Gina Haspel ocupó su lugar en el 2017 tras ser elegida por el Senado para este puesto. La experimentada agente se ha convertido en la primera mujer en ocupar la dirección del FBI. 

Embajadora en las Naciones Unidas

Nikki Haley entró en la ONU amenazando con señalar directamente a los países que no apoyaran a los Estados Unidos, muy en la línea con las formas de Trump. Aunque al principio de la candidatura del presidente nortemericano fue crítica con él, demostró tener buena sintonía con el magnate respecto a la política exterior, defendiendo a ultranza a Israel en las Naciones Unidas y afirmando que recortaría la aportación del país norteamericano a la organización. Acabó anunciando su dimisión a principios de octubre de este año, que se hará efectiva a finales de diciembre.

Secretario de Estado

El exempresario del petróleo, Rex Tillerson, supo que estaba despedido a través de Twitter cuando Trump anunció que su lugar lo ocuparía Mike Pompeoactual Secretario de Estado. La Casa Blanca cambió a Tillerson para intensificar su política exterior con un exmiembro del Tea Party, que fue el primer director de la CIA durante la legislatura de Trump.

Resultados

Otros nombres destacados que han abandonado el Ejecutivo estadounidense a lo largo de los casi dos años de Trump al frente de la Casa Blanca son Ryan Zinke, ministro de Interior, Scott Pruitt, ministro de Medioambiente, y John Kelly, secretario de Gabinete de la Casa Blanca, entre otros grandes nombres de la política de los EEUU. 

Del equipo original que formó el magnate neoyorquino al comienzo de su aventura en la presidencia, solo dos generales y el clan Trump siguen en el gabinete.