24 sep 2020

Ir a contenido

TENSIÓN EN LA CASA BLANCA

El secretario de Defensa dimite por sus diferencias con Trump

La decisión del presidente de sacar las tropas de Siria ha sido el detonante de la marcha de James Mattis

El militar hace pública una carta de dimisión durísima con el mandatario

Idoya Noain

Trump y el general Mattis.

Trump y el general Mattis. / CAROLYN KASTER / AP

La Administración de Donald Trump sigue precipitándose por una espiral caótica de potenciales consecuencias graves no limitadas a los confines de Estados Unidos. Este jueves su secretario de Defensa, James Mattis, ha anunciado su dimisión. Ha tomado la decisión tras una acumulación de diferencias políticas y estratégicas que han llegado a su límite con la decisión adoptada por Trump el miércoles de sacar a todas las tropas estadounidenses de Siria. La salida del veterano general, que llega poco después de que Trump se deshiciera del militar retirado John Kelly como su jefe de gabinete, ha provocado escalofríos en Washington. Y más allá.

Mattis ha acudido este jueves a la Casa Blanca para, una vez más, intentar convencer a Trump de que la salida total de Siria representa un error, tanto por el espacio que abre para que ganen poder países como Rusia e Irán como por los riesgos que presenta para un resurgimiento del Estado Islámico como por el abandono de aliados que han combatido a los terroristas islámicos radicales como los kurdos. Su enfoque ha sido de nuevo rechazado por el presidente y Mattis le ha comunicado entonces que iba a dimitir.

Trump, horas después, ha pretendido retratar la salida de Mattis en un par de tuits como una “jubilación”.

El Pentágono, no obstante, ha hecho pública la carta de dimisión, un texto de menos de dos folios salpicado de duras críticas a posturas, estrategias y tácticas que han marcado hasta ahora la presidencia del mandatario.

Duras críticas a Trump

“Una creencia central que siempre he mantenido es que nuestra fuerza como nación está inexorablemente vinculada a la fuerza de nuestro único y completo sistema de alianzas y asociaciones”, ha escrito Mattis, citando en concreto a la OTAN o a la coalición que ha luchado contra el EI. “Aunque EEUU sigue siendo la nación indispensable en el mundo libre no podemos proteger nuestros intereses o cumplir ese papel efectivamente sin mantener alianzas fuertes y mostrar respeto a esos aliados”.

Mattis también ha mostrado su opinión de que los EEUU den ser “decididos y nada ambiguos en nuestro enfoque sobre países cuyos intereses estratégicos están cada vez más en tensión con los nuestros”, citando concretamente a China y Rusia. Y ha hecho referencia a sus “cuatro décadas” de veteranía para recordarle la necesidad de tener una “visión clara” tanto sobre competidores estratégicos como sobre “actores malignos”, una referencia a grupos como el EI, que Trump insiste en dar por derrotado.

“Porque tiene derecho de tener un secretario de Defensa cuyas opiniones se alinean mejor con las suyas en estos y otros temas, creo que lo correcto para mí es abandonar mi cargo”, escribe Mattis, que hará efectiva su salida el 28 de febrero.