Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Ya está bien de torturar al sector de la hostelería"

Un hombre muestra su pasaporte covid a la entrada de un restaurante en Ciutat Vella, en Barcelona.

Un hombre muestra su pasaporte covid a la entrada de un restaurante en Ciutat Vella, en Barcelona. / FERRAN NADEU

Una vez más la hostelería (y ahora los gimnasios) caen bajo el yugo y las flechas de nuestra amada Generalitat. En esta ocasión, para tomar un café en mi local estoy obligado a hacer que el cliente me muestre sus datos personales porque así lo quieren los que mandan en Catalunya. Al parecer aquí somos 'másmejores' que nadie en la península.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Me parece genial hacer lo imposible para reducir el contagio, pero lo que ya empieza a cansar es lo absurdo de las decisiones que desde arriba se toman, y que siempre paguen los mismos.

Tengo que desinfectar las mesas cada vez que un cliente se va, tener gel en las entradas, controlar separación entre comensales, y ahora les tengo que exigir que me enseñen su información privada porque, si no, la ley caerá con todo su peso sobre mí. Vale. Ahora quisiera yo saber cuántas personas están contratadas por el Metro de Barcelona para controlar separación, acceso e higiene continua en las barandillas y asientos de dicho transporte, así como qué medidas se toman para evitar que en horas puntas la gente esté apelotonada como borregos. También me gustaría saber por qué esa medida afecta a un restaurante y no a tiendas o centros comerciales con llenos hasta la bandera por el Black Friday o las compras navideñas. Y no hablo ya de estadios de fútbol o básquet, porque en este país el deporte es el opio del pueblo.

Creo que ya está bien de torturar al sector de la hostelería, que bastante mal vamos.

Participaciones de loslectores

Másdebates