Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"La pandemia de coronavirus no es un 'thriller' más"

Un vial de la vacuna de Moderna.

Un vial de la vacuna de Moderna. / Joan Cortadellas

¿El virus? Un arma biológica, por supuesto, diseñada por las élites criminales para controlar a la humanidad, esclavizarnos a todos, llevarnos de nuevo al mito de la caverna de Platón y atarnos para siempre. Detrás de esta serie de teorías que han impactado en nuestras vidas, están, por supuesto, hombres poderosos como Bill Gates, George Soros o líderes de relieve mundial que representan a estructuras como la industria farmacéutica y el capitalismo. Y, además, también se aprovechan de las comunicaciones móviles 5G para hacer realidad su propósito, que no es otro que inocularnos los nanochips a través de las vacunas para hacer de nosotros sus esclavizados súbditos, una nueva versión de la reconocida obra 'El capital' del gran economista y filósofo Karl Marx.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Todo esto ha sido una locura, en sentido literal: la pandemia ha hecho brotar tantas teorías conspirativas, tanto oscurantismo que creíamos haber superado con la Ilustración y que, sin embargo, nos ha hecho cómplices para ser atrapados por el mito, aquel mito del que nos hablaban en sus relevantes historias Homero y Hesíodo.

Al mismo tiempo, tales mitos dan a sus seguidores la sensación de pertenecer a los ilustrados o de que ejercen de filósofos que, con su sabiduría, nos ilustran, diciéndonos: "¿No veis que la prensa sistémica está en funcionamiento, los gobiernos que se esconden bajo la apariencia de ser útiles hacen girar sus hilos y las altas finanzas lo controlan todo?". Y sentirse transparente entre los ciegos da una sensación de dulce superioridad. Y cuanto más importante te sientas como parte de un grupo, mayor será la susceptibilidad al pensamiento de conspiración, dicen los psicólogos.

Ojalá la realidad no tuviera la consecuencia última de llevarse por delante la vida de tantas personas afectadas por esta pandemia. Porque este giro copernicano sí que duele.

Esto no se trata de un 'thriller' más de las novelas de Dan Brown.

Participaciones de loslectores

Másdebates