11 jul 2020

Ir a contenido

No más botellones

Guillermo Moya Torres

Guillermo Moya Torres

Jóvenes en un botellón de Sevilla.

Jóvenes en un botellón de Sevilla. / JUAN FERRERAS / EFE (EFE)

Es inaudito que los 'botellones' no estén prohibidos, perseguidos y sancionados tan duramente como lo es el consumo de estupefacientes. En estos "aquelarres de alcohol y drogas", muchos jóvenes, menores incluidos, someten a sus cuerpos y sus cerebros a un castigo químico que les pueden dejar secuelas de por vida. Por si esto fuera poco, después de un acto así, lo que quedan son miles de plásticos y otros envases tirados por el suelo y que a todos los ciudadanos nos cuesta un dineral su recogida. Eso sin contar el daño al medioambiente que residuos así producen allá donde no alcanzan los servicios de limpieza.

Entretodos

Y, para rematar, en un momento tan delicado, cuando la población en general ha sufrido confinamiento, precariedad laboral y se nos avecinan una crisis económica y medioambiental enormes, seguimos viendo 'botellones' como algo inocente hecho por "chiquillos con ganas de juerga". No, esto no es una "chiquillada" y ya no se puede permitir ni uno más. Los Ayuntamientos, gobiernos autonómicos y central se han de poner las pilas para acabar con los 'botellones', sean con la excusa que sean.

Los daños a los jóvenes y las consecuencias de estas aglomeraciones podemos pagarlas muy caras. Pronto llegará San Juan y esperamos no volver a amanecer con las playas y las plazas llenas de basura, pues esta vez pueden tener un "plus vírico" en contagios que ya no podemos asumir.

Participaciones de loslectores

Másdebates