01 jun 2020

Ir a contenido

Carta de un médico: "Como muchos otros compañeros, he caído en la trinchera"

Vicente Sorribes

Tres trabajadores municipales se colocan los equipos de protección desechables antes de iniciar labores de desinfección en Bucarest (Rumania).

Tres trabajadores municipales se colocan los equipos de protección desechables antes de iniciar labores de desinfección en Bucarest (Rumania). / Vadim Ghirda (AP)

Como muchos otros compañeros sanitarios, he caído en trinchera. Agradezco que el aumento de las medidas de restricción se hayan concedido. Pero seguimos con otros muchos problemas: material, tests de detección, medicación… Cada noche a las ocho me reconfortan los aplausos de las personas: "Muchas gracias”. Pero, al mismo tiempo, desde la incertidumbre de mi aislamiento, solo leo noticias poco alentadoras.

Entretodos

El pueblo español lo está pasando francamente mal: pérdida de familiares, miedo a lo desconocido, expedientes de regulación de empleo, reducciones de jornada… Creo, con todo mi respeto, que la gestión política no está a la altura del esfuerzo y del ejemplar comportamiento que está dando la ciudadanía. Los políticos, los expresidentes de gobierno y de comunidades autónomas y los grandes empresarios deberían predicar con su ejemplo, y sería un gesto de honestidad, en estos momentos tan difíciles, que los primeros se aplicaran un erte, que los segundos suspendieran temporalmente sus prestaciones vitalicias y que los terceros se implicaran y apoyaran las medidas sanitarias.

Todo ello tiene un doble fin: uno moral y otro material: dotar de recursos y contribuir a la mejora de las prestaciones sanitarias. Esperando recuperarme pronto para volver a primera línea, reciban un cordial saludo. No duden de que venceremos.   

Participaciones de loslectores

Másdebates