El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Homo Festus: El ser humano, animal festivo

Ayuntamiento Esplugues

 Verbena de Sant Joan en Esplugues de Llobregat

Pedro FealA Coruña

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Miércoles, 26 de junio del 2019 - 08:15 h

Con el solsticio llega la noche de San Juan y, con ella, el comienzo del ciclo festivo de verano.

La condición festiva en sí es inherente a todo el género humano: en toda cultura, época y sociedad, registramos el hecho festivo: allí donde hay ser humano hay fiesta. Parece que el festejar nos es tan consustancial que no podemos concebir, ni mucho menos soportar, una existencia entera sin él.

Es algo sabido desde la Antigüedad, Demócrito, por ejemplo, decía que una vida sin fiestas es como un largo camino sin una posada. Pero también lo explicó muy bien ya en el siglo XX Mircea Eliade, el famoso historiador de las religiones, cuando diferenció entre el tiempo profano u ordinario, el de las labores cotidianas y en el que cada día es igual al siguiente; y el tiempo sagrado o extraordinario, en el que se trasciende el anterior para situarse en una dimensión diferente, más intensa y elevada, fuera de lo corriente, que es la propia de la fiesta.

No podríamos vivir continua y monótonamente en el primero sin acceder periódicamente al segundo. Nos aburriríamos y nos achataríamos, asemejándonos a los animales, que no celebran fiestas; o a las máquinas, que no las necesitan. La inteligencia e imaginación propias de nuestra especie que -unidas- dan lugar a la creatividad humana, exigen el tiempo festivo como ocasión universal de manifestarse.

La fiesta es, pues, entre nosotros, un hecho tan distintivo y tan natural como la razón, hasta el punto de que cabe redefinir al ser humano como Homo Festus, el animal festivo.

Así que somos humanos, humanísimos, cuando celebramos por todo lo alto estivales festejos que comienzan a partir de la noche de San Juan.

Participaciones de los lectores

La decadencia del programa 'Juego de niños' de TVE

Fernando Gonzalez Tejedor Barcelona

Dos años de la intentona de la sociedad catalana: ¿Valió la pena?

Màrius Tàrraga Carmen Sant Adrià de Besòs

Pronto se cumplirán dos años de una verdadera prueba de fuego para la sociedad catalana. Días en los que "esteladas" y "rojig... Seguir leyendo

Políticos, política y otros derivados: cualquier excusa es buena para que suceda de todo menos pactar

Blanca Gotor Barcelona

Nunca me ha entusiasmado la política, sin embargo parece ser que por nuestro modelo de sociedad, tampoco podemos escapar de ella. Ciertamente compruebo que estamos&#... Seguir leyendo

El egocentrismo de Iglesias puede llevarnos a más elecciones

Serafin Valladares Guimeráns Cangas del Morrazo

Está claro que cada día que pasa Pablo Iglesias se está acorralando él solo. Tome la decisión que tome el desgaste que sufre ... Seguir leyendo

'Desidia', 'Mala' y 'Praxis'

Emili Roca Cornellà de Llobregat

Podríamos analizar dos palabras por separado, luego juntarlas y analizar el contexto.... Seguir leyendo

No se olviden, señores de Foment, del tramo del cuarto cinturón entre Granollers y Terrassa

Joan Palacín Caldes de Montbui

Foment del Treball ha reclamado a todas las administraciones un impulso financiero de 10.000 millones de euros, en el per... Seguir leyendo

Abascal: No sabe, no contesta

Miguel Fernández-Palacios Gordon Madrid

Atónito me dejó Santiago Abascal cuando, al ser preguntado sobre el cambio climático, contestó que ese tema ... Seguir leyendo

Tiempo de mentiras y de medias verdades que contaminan la cotidiana actualidad

Manuel Dobaño El Prat de Llobregat

No hace mucho, rememoré la que ha sido la aventura viajera más importante de mi vida. En familia, visionamos el reciclado video que años atrás grabé en ... Seguir leyendo

Los tres magníficos del tenis: el reconocimiento como el mejor jugador de la historia, en disputa

Enrique Stuyck Madrid

No cre... Seguir leyendo