01 abr 2020

Ir a contenido

El gran dilema chino: controlar la economía o el coronavirus

Eric Hoogvliet

Según los datos oficiales, se ha realizado seguimiento médico a más de 471.000 personas.

Según los datos oficiales, se ha realizado seguimiento médico a más de 471.000 personas. / AP

El Gobierno chino ha dado con el primer gran dilema del 2020: cómo ir abriendo la economía al mismo tiempo que ir controlando y evitando la expansión del coronavirus. Este aspecto empieza a ser clave ahora que empiezan a haber indicios de que se está llegando al pico de número de infectados por el virus.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Desde antes del Año Nuevo Chino, la actividad económica en prácticamente todos los sectores ha sido muy escasa. Eso es debido a la imposición del Gobierno de anular casi toda actividad económica. Aun así, el Estado se ha visto presionado por empresarios, economistas y trabajadores a reanudar las actividades lo antes posible.

Este parón no ha sido implementado por igual en todas las regiones del país: en algunas únicamente cierto tipos de empresas (por tamaño o sector) han podido empezar a trabajar, los colegios no abren hasta mediados de marzo e incluso el transporte de mercancías y pasajeros está prohibido o limitado por provincias y ciudades. Estos y otros factores están teniendo un impacto en la economía del país.

A pesar de que el coronavirus está bastante controlado, es un virus muy fácil de transmitir y de propagarse. Cualquier error o relajación podría conducir a una mayor propagación o incluso a la aparición de otro brote.

El Gobierno chino ha recibido quejas debido a la dudosa gestión de la crisis del virus, especialmente de sus ciudadanos, a través de las redes sociales. El descontento de la población se atribuye a la falta de transparencia de datos y a la ejecución para la contención del virus. Estos aspectos también han tenido eco a nivel mundial.

Por ello, el Gobierno debería preguntarse a sí mismo dudas acerca de los próximos pasos a seguir: ¿Qué sectores de la economía reanudar, limitar o paralizar? ¿En qué zonas de China?

¿Se puede reanudar los flujos de personas y mercancías en el país? ¿Qué riesgo de contaminación hay? ¿Qué riesgos con calculados y se pueden correr? Preguntas nada fáciles para una crisis de la que todavía no hay todas las respuestas.

Participaciones de loslectores

Másdebates